España ofrece a las familias toda su ayuda ante la próxima identificación en París de los restos mortales

Actualizado 08/07/2015 0:24:39 CET

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador de España en Bamako, José Matres, ha transmitido en nombre del Gobierno todo su apoyo a las familias de los seis españoles fallecidos en el siniestro del avión de Swiftair en Malí, cuyos restos mortales serán trasladados a París en las próximas horas para su identificación, según informaron fuentes diplomáticas a Europa Press.

El traslado de los restos mortales ha sido anunciado en primer lugar por el presidente de Francia, François Hollande. El Gobierno español ha precisado que las identificaciones consistirán en pruebas de ADN que se realizarán en la capital francesa a petición del presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita.

El Gobierno español "traslada su disposición para ayudar a las familias de los fallecidos para ayudarles en lo necesario" siguiendo los deseos del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, actualmente de visita oficial en El Cairo (Egipto).

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencido de que tanto el piloto Agustín Comerón, como la copiloto Isabel Gost y los tripulantes de cabina Rafael Gasanalieb, Miguel Ángel Rueda, Raúl Montero y Federico Cárdenas, todos ellos españoles, "dieron lo mejor de sí mismos hasta el último momento en el afán más noble: salvar la vida de todos sus pasajeros".

CINCO POLICÍAS ESPAÑOLES EN MALÍ

De momento, cinco efectivos de la Policía Científica han viajado hoy a Malí para participar en las labores iniciales de identificación de las víctimas del accidente que se ha saldado con el fallecimiento de 118 personas entre pasajeros y tripulación.

Según han confirmado a Europa Press fuentes gubernamentales, los policías partirán mañana por la mañana en un avión fletado por el Ejército del Aire desde la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) y viajarán acompañados de dos miembros de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC).

La delegación de la CIAIAC, dependiente del Ministerio de Fomento, se incorporará así al proceso de investigación de los motivos del accidente y analizarán sobre el terreno los restos del aparato siniestrado, han explicado las citadas fuentes.

Estos cinco técnicos se unirán así al destacamento del Ejército del Aire que opera el avión de transporte C295 'Hércules' que va a participar en las tareas de recuperación de los restos de las víctimas.

El Ministerio de Defensa ha puesto a disposición de Francia tanto este avión, cuya base se encuentra en Dakar (Senegal) como apoyo a la misión militar gala en Malí, como el otro 'Hércules' que actualmente opera desde Libreville (Gabón) para ayudar también a los franceses en su operación en República Centroafricana.

El departamento que dirige Pedro Morenés también ha ofrecido al Gobierno galo la colaboración del equipo español de instructores de operaciones especiales que participan en la misión europea de entrenamiento (EUTM) del Ejército maliense con vistas a reforzar la seguridad en la zona del accidente, si bien París sólo ha requerido de momento la actuación del avión desplegado en Senegal.

Para leer más