Espinosa ve "simplista" atribuir el alza de los cereales al biocombustible y apunta a la coyuntura internacional

Actualizado 02/09/2007 18:58:13 CET

PONTEVEDRA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, calificó hoy de "análisis simplista" el que atribuye el incremento en el precio de los cereales a la cantidad que se destina a la producción de biocombustibles.

Espinosa aseguró que la situación obedece a la "oferta y la demanda" en una situación de "coyuntura internacional" que no afecta únicamente a España.

En este sentido, se refirió a países asiáticos que, como China, "están incrementando su demanda para la alimentación", por lo que apostó por "trabajar" con el gobierno chino para que aumenten la superficie de cultivo destinada a la producción de alimentos, lo que supondría -según la ministra de Agricultura- "no depender tanto del mercado internacional".

Para paliar los efectos de la subida de los cereales, Elena Espinosa dio a conocer la decisión de la Unión Europea de "poner en cultivo un diez por ciento de tierras que antes eran de retirada obligatoria", una medida que "va a permitir incrementar los productos que puedan salir". También confió en que el próximo año climatológico resulte óptimo para las cosechas que, en el caso de España, calificó de "situación récord".

BIOCOMBUSTIBLES

Durante su participación en Pontevedra en la entrega de premios del Campeonato de España Infantil de Piragüismo, patrocinado por el FROM, Elena Espinosa expresó su deseo de que España siga avanzando en el cultivo de productos que sirvan para la producción de biocombustible, si bien éstos sean "incompatibles con la alimentación". Para la titular del Ministerio de Agricultura, España tiene una "potencialidad alta" para la producción de biocombustibles.

Así, se refirió al "mapa por zonas" que el ministerio ha realizado para analizar las posibilidades de productividad según el tipo de productos, argumentando que "no es lo mismo el girasol que la remolacha" en función de dónde se cultiven. Ese estudio, añadió Espinosa, se pondrá a disposición de los agricultores "para que decidan libremente" a partir de la rentabilidad que puedan obtener.