Actualizado 26/01/2012 20:24 CET

Estrasburgo condenó el año pasado a España en 9 de los 12 procedimientos que celebró por violación de derechos humanos

tribunal de derechos humanos de estrasburgo
Reuters

El TEDH amparó a Otegi por vulneración de su libertad de expresión y a un detenido por 'kale boroka' por no investigar torturas

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Estrasburgo condenó el año pasado a España en nueve de los 12 procedimientos por violación de derechos humanos que celebró mientras que en otros dos no apreció pruebas que demostraran que los tribunales nacionales hubieran vulnerado las garantías de los recurrentes.

La causa restante aparece consignada en el capítulo de satisfacciones equitativas, revisión de juicios, objeciones preliminares y falta de jurisdicción.

Así consta en una estadística elaborada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que explica que España fue condenada por el derecho a un juicio justo en cuatro ocasiones, por amparar el derecho al respeto a la vida privada y familiar en dos, y por la ausencia de una investigación efectiva, la excesiva duración de los procedimientos y la vulneración de la libertad de expresión en los tres restantes.

AMPARO A OTEGI

Este último procedimiento correspondió al caso del exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, amparado en marzo de 2011 después de que el TEDH condenara a España por vulnerar su derecho a la libertad de expresión al imponerle un año de cárcel por injurias al Rey tras llamar a éste "responsable de los torturadores".

La sentencia de Estrasburgo criticaba la "sobreprotección" de la legislación española respecto a la figura del monarca y condenaba a España a pagar a Otegi 20.000 euros por daños morales y 3.000 más por costas al entender que al dirigente de la izquierda abertzale se le había impuesto una pena "particularmente severa" y "desproporcionada".

Con esta misma cantidad se ordenó indemnizar también en marzo a Aritz Beristain, detenido en 2002 en San Sebastián por su presunta participación en actos de 'kale borroka'. En este caso el tribunal condenó a España por no investigar las denuncias por torturas que presentó tras haber sido arrestado por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

En mayo el tribunal indemnizó con 30.000 euros a la madre de una niña saharaui madre de una niña saharaui cuya tutela judicial fue otorgada en septiembre de 2005 a una familia de acogida de Murcia a pesar de que ella no dio su consentimiento.

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

Entre las causas analizadas por Estrasburgo en 2011 también consta la indemnización de 18.400 euros que otorgó a Francisco Lizaso Azconobieta por la vulneración de su presunción de inocencia. Los hechos ocurrieron en 1994 cuando, tras ser detenido en una operación contra ETA, el recurrente fue acusado por el entonces gobernador civil de Guipúzcoa, José María Gurruchaga, de ser miembro del "comando Kirruli" de la organización terrorista.

Además, amparó a un vecino de Cartagena (Murcia) que había demandado a las autoridades locales por su desidia frente a los ruidos que provocaba un bar-terraza musical situado a menos de 10 metros de su vivienda. El TEDH ordenó que fuera indemnizado con 15.000 euros por ver vulnerado el derecho a la intimidad en su vivienda.

También condenó a España a pagar 13.000 euros a dos ciudadanos que fueron condenados en sendas causas por el Tribunal Supremo sin que esta segunda instancia penal les escuchara previamente en audiencia pública.

Lo más leído

  1. 1

    Madrid prohíbe todas las reuniones desde las 00 a las 6 horas y vuelve a restringir movilidad por zonas básicas

  2. 2

    Los hipotecados que firmaron antes de la ley hipotecaria recuperarán los gastos de constitución sin litigar

  3. 3

    Asturias solicita el estado de alarma y decreta el cierre de Oviedo, Gijón y Avilés

  4. 4

    Borat responde a la polémica sexual con Rudy Giuliani: "Fue un inocente y sexy encuentro con mi hija de 15 años"

  5. 5

    Sánchez alerta de que la situación es "grave" y llama a la unidad y la disciplina social para evitar el confinamiento