Actualizado 08/02/2007 20:50 CET

ETA.- Bélgica anuncia una investigación sobre las presuntas escuchas en la oficina de Batasuna en Bruselas

La organización ilegalizada asegura que "todos los indicios y antecedentes apuntan a los servicios secretos españoles"

BRUSELAS, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Justicia belga, Laurette Onkelinx, anunció hoy en una comparecencia ante el Parlamento federal una investigación judicial sobre las presuntas escuchas en la oficina de Batasuna en Bruselas para averiguar si realmente se han llevado a cabo, y si son obra de servicios secretos extranjeros, lo que a su juicio supondría "una vulneración del principio de soberanía".

Onkelinx explicó en primer lugar que no tenía conocimiento de las escuchas hasta que el caso se publicó este jueves en el periódico flamenco 'De Morgen' y aseguró que éstas no han sido ordenadas por las autoridades judiciales belgas, según le había confirmado la fiscalía federal.

Asimismo, dijo que le constaba que Batasuna podría presentar una denuncia, en cuyo caso se abriría una investigación judicial para determinar "si ha habido realmente escuchas y si han sido organizadas por servicios de información extranjeros". "Si este es el caso, se trataría de una vulneración del principio de soberanía", apuntó.

Onkelinx fue interrogada sobre este caso por el diputado de los socialistas flamencos de Spirit Walter Muls y por el parlamentario de la formación nacionalista flamenca Patrick de Groote a raíz de la noticia publicada en 'De Morgen'.

En declaraciones a la prensa al término de su comparecencia, la ministra belga de Justicia señaló que no es necesaria una denuncia de Batasuna para abrir una investigación judicial, aunque si ésta se presenta finalmente "no hay que hacer nada más".

"Si se presenta una denuncia, se abrirá inmediatamente una investigación judicial. La investigación judicial deberá demostrar si ha habido escuchas ilegales, quién las ha llevado a cabo y después veremos, en función de las conclusiones de la investigación, los próximos pasos que seguiremos respecto a los que hayan cometido escuchas ilegales sobre nuestro territorio", dijo Onkelinx.

"No se pueden realizar escuchas sobre territorio belga de esa manera sin respetar el marco legal", añadió.

COMPARECENCIA DE BATASUNA

Precisamente este jueves, el miembro de la Mesa Nacional de Batasuna, Karmelo Landa, el ex eurodiputado Koldo Gorostiaga, y el representante de la organización ilegalizada en Bruselas, Gorka Elejabarrieta, comparecieron ante la prensa en su oficina en Bruselas para mostrar el sistema de escuchas y el lugar en el que se había ocultado, la pared de la sala de reuniones, aunque no aceptaron preguntas ni aclararon si pensaban presentar una denuncia ante la justicia belga.

Gorostiaga señaló que "todos los indicios y antecedentes apuntan a los servicios secretos españoles como sospechosos de esta grave actuación", y se preguntó si el Gobierno belga tenía conocimiento de los mismos y si pensaba actuar "ante la evidencia de que los servicios secretos de otro país de la UE están actuando de forma impune y completamente ilegal en un espacio especialmente necesitado de garantías como es Bruselas".

Elejabarrieta explicó que las sospechas de espionaje surgieron al constatar interferencias continuas en la televisión y otros aparatos electrónicos que eran especialmente fuertes coincidiendo con la presencia en la oficina de representantes políticos o parlamentarios importantes. El técnico de la televisión por cable no pudo localizar el origen del problema aunque lo atribuyó a un "extraño parásito".

Finalmente, el 23 de enero se descubrió un "sofisticado aparato digital receptor-transmisor" de características muy similares a otro localizado en la sede de Batasuna en Bayona y al que se encontró en el coche de Unai Fano, asesor del grupo negociador de Batasuna para el proceso de paz. Elejabarrieta señaló que el aparato necesita un centro de recepción en un radio de dos o tres kilómetros, por lo que dijo que maneja la hipótesis de que este lugar de espionaje se localice en un vehículo, una vivienda, o "alguna de las sedes de la representación oficial española en Bruselas".

El local fue arrendado en julio de 2003 por Gorostiaga como domicilio y oficina de seguimiento de su trabajo en la Eurocámara. Al expirar su mandato en julio de 2004, ha seguido siendo una oficina en la que se celebran reuniones de Batasuna con representantes políticos y parlamentarios de diferentes países.