La Eurocámara pide a los Gobiernos europeos que prohíban los homenajes a terroristas

Iriarte y Kortajarena.
EUROPA PRESS
Publicado 14/11/2018 14:28:18CET

Pagazaurtundúa celebra el avance "inédito" que se dará en la UE para garantizar derechos y apoyo a las víctimas

BRUSELAS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión especial sobre terrorismo de la Eurocámara ha reclamado a los Gobiernos europeos que prohíban los homenajes a terroristas y una normativa europea para garantizar derechos a las víctimas de terrorismo a través de un informe aprobado este martes y que se elevará al pleno de diciembre para su consideración.

Los eurodiputados reclaman una propuesta normativa de la Comisión Europea para definir el estatuto de las víctimas de terrorismo, sus derechos y procedimientos para su indemnización y garantizar su asistencia, incluido con apoyo psicológico y primera atención emocional pero también en el plano económico y jurídico.

Entre otros, plantean adelantos de efectivo para cubrir necesidades inmediatas, asistencia a niños, cobijo, reducciones fiscales y ayudas al transporte en casos de discapacidad temporal o permanente.

En su informe, los eurodiputados respaldan la creación de un Centro Europeo de Coordinación para las Víctimas de Terrorismo (CCVT) para facilitar la asistencia urgente a las víctimas de atentados en otros países de la UE.

"Con este conjunto de instrumentos queremos cubrir de forma apropiada las necesidades a corto y largo plazo de las víctimas, establecer criterios claros de obligaciones y plazos a las compañías aseguradoras, un procedimiento único en la UE y de pronto efecto para recibir indemnizaciones", ha celebrado la eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundúa.

La eurodiputada ha celebrado el "avance inédito en los derechos y atención para las víctimas europeas del terrorismo" y que se hayan aceptado la mayoría de sus enmiendas al informe para recoger las mejoras que vienen solicitando las asociaciones de víctimas desde hace años.

También ha considerado "fundamental" que las instituciones "velen por que no haya una posterior victimación derivada de humillaciones y ataques al honor de la víctima por parte de sectores sociales afines a los agresores".

"Las instituciones tienen que evitar que se produzcan expresiones que cometan una segunda victimación, pues el discurso del odio, caldo de cultivo del terrorismo, no queda amparado por la libertad de expresión de acuerdo con el artículo 10.2 del Convenio Europeo sobre Derechos", ha esgrimido.

El Centro Europeo de Coordinación para las Víctimas prestará asesoramiento para el intercambio de información, protocolos y buenas prácticas, así como en materia de apoyo a las víctimas indirectas, es decir, familiares, testigos y profesionales de atención primaria y recogerá datos para la elaboración de un registro de víctimas en cada Estado miembro y a nivel europeo.

En concreto, contribuirá al desarrollo de protocolos para garantizar una primera atención emocional a las víctimas de atentados y el apoyo emocional para atender subsecuentes secuelas y evitar una victimización secundaria durante el proceso judicial o burocrático posterior al atentado.

También a garantizar el acceso efectivo a la justicia, especialmente para víctimas de atentados en otros Estados miembro, así como a promover buenas prácticas en los medios de comunicación respecto al trato a las víctimas y sus familiares.

Los eurodiputados también piden que la comunicación del fallecimiento a las familias las haga personal entrenado para ello, a fin de garantizar que se haga de forma "humana, digna y apropiada" y garantizando que los medios de comunicación no publiquen sus identidades sin consentimiento previo, especialmente en el caso de menores.

Entre las novedades, también se plantea el establecimiento de protocolos consulares adecuados para nacionales víctimas de un atentado terrorista en otro país de la Unión o extracomunitario y se pide establecer un registro de organizaciones de asistencia a víctimas y una plataforma única en la red, en todos los idiomas de la Unión, sobre los derechos y el apoyo a las víctimas, que gestionaría el CCVT.

Contador