5 de abril de 2020
 
Publicado 09/01/2015 14:18:29 +01:00CET

Las eurodiputadas de UPyD devuelven 35.900 euros de ayudas al Parlamento Europeo y esperan que se sumen los dos críticos

Las eurodiputadas de UPYD Maite Pagazaurtundua y Beatriz Becerra
EUROPA PRESS

Son los excedentes de la partida de 4.300 euros mensuales para gastos generales que reciben todos los miembros de la Eurocámara

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las dos eurodiputadas de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Maite Pagazaurtundua y Beatriz Becerra, han devuelto al Parlamento Europeo casi 35.900 euros de la partida de gastos generales y esperan que sus dos compañeros de partido en la Eurocámara sigan sus pasos pese a que mostraron su disconformidad con la iniciativa.

El pasado mes de diciembre, UPyD denunció la existencia de una partida 'opaca' de 4.300 euros al mes que cobran los eurodiputados para "gastos generales", de los que no deben rendir cuentas y que creen que corre el riesgo de convertirse en un sobresueldo.

Por ello, hicieron público su compromiso de auditar todos los gastos con cargo a esa partida y devolver anualmente el excedente como ejemplo de "transparencia" y siguiendo con su compromiso de terminar con cualquier signo de "opacidad" en las instituciones. "Se trata de poner en actos lo que llevamos diciendo desde hace años en palabras", ha explicado este viernes en Madrid Pagazaurtundua.

Sin embargo, dos de los cuatro eurodiputados 'magentas', Fernando Maura y Enrique Calvet, publicaron una carta criticando esta medida, que consideran que "denigra" a la institución y todos sus diputados y puede tener "lamentables consecuencias" porque afecta "gravemente" a la imagen de UPyD, "a su peso y respeto institucional y a la labor de sus europarlamentarios con mayor experiencia".

De hecho, a final de 2014, sólo Pagazaurtundua y Becerra han cumplido con el compromiso y devuelto al Parlamento Europeo el dinero no gastado. En total, declaran haber ingresado 60.800 euros desde que tomaron posesión de su escaño en junio, de los que gastaron 24.500. Este mismo miércoles procedieron a la devolución de los 35.800 euros restantes, quedándose con un remanente de 466 para los gastos del mes de enero.

NO HAY INTERPRETACIÓN SUBJETIVA

Sin embargo, Pagazaurtundua ha querido quitar importancia al hecho de que Maura y Calvet no lo hayan hecho y ha dejado claro que no contempla otra posibilidad de que también devuelvan el dinero no gastado. Según ha subrayado, se trata de un mandato de la dirección del partido de la que "no hay interpretación subjetiva". "No hay excepciones ni privilegios", ha advertido.

"Yo soy una jefa de delegación que trabaja en el largo plazo y no contemplo otra posibilidad de la que nos hemos dotado", ha insistido no queriendo tampoco entrar a valorar las críticas que recibió ella personalmente por parte de Calvet y Maura, que dijeron no verla preparada para ocupar la Portavocía del partido en Europa.

Pagazaurtundua ha recordado que queda mucho tiempo de legislatura y los eurodiputados irán definiéndose en su trabajo, aunque ha garantizado que su objetivo es formar una delegación "inclusiva" con el objetivo centrado en "avanzar en las líneas estratégicas y el trabajo a desarrollar".

ARRIEROS SOMOS Y EN EL TRABAJO NOS RECONOCEREMOS

"Amigos, enemigos y compañeros de partido --ha resumido Pagazaurtundua recurriendo a un dicho popular--. Arrieros somos y en el camino nos iremos reconociendo en el trabajo. Llevamos muy poco tiempo en el Parlamento Europeo, todos somos nuevos en la plaza y ya habrá tiempo para que los ciudadanos nos valoren".

Pagazaurtundua ha insistido en la importancia de este paso que han dado ella y Becerra porque los eurodiputados reciben "muchísimo dinero al mes" para su trabajo parlamentario pero no existe un sistema de rendición de cuentas ni qué hacer con el remanente.

Por ello, UPyD "ha pasado a la autorregulación" porque considera que "cada euro que no es sueldo debe trabajarse con criterios de eficacia y eficiencia". "El Parlamento Europeo aconseja tener una cuenta separada para estos gastos generales, pero no es obligatorio y no existe un sistema de devolución", ha reconocido.

Becerra ha explicado que el objetivo es mejorar la transparencia del Parlamento Europeo, "una de las instituciones más transparentes que existen". A su juicio, se trata de una institución "abierta a los ciudadanos" y que "rinde cuentas y explicaciones", pero "como todo, es mejorable".

ACABAR CON LAS DOS SEDES DE LA EUROCÁMARA

Para ello, quieren que la web del Parlamento Europeo incluya la información sobre los gastos de eurodiputados, así como sus agendas y el personal asistente que contratan para su trabajo. "No va a quedar otra, es cuestión de tiempo", ha augurado.

Además, UPyD trabaja intensamente para que desaparezcan las dos sedes de la Eurocámara, Bruselas y Estrasburgo, una iniciativa que formaba parte de su programa electoral y que cuesta a los ciudadanos 114 millones anuales, según ha apuntado Becerra.

Para leer más