Actualizado 27/11/2011 12:14:16 +00:00 CET

El exministro Corcuera no recurre la sentencia que lo condenó por el incidente de la Feria de Abril

SEVILLA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El abogado del exministro de Interior José Luis Corcuera no ha recurrido finalmente la sentencia del Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla que condena a su cliente a pagar una multa de 300 euros por una falta contra el orden público después de intentar acceder a la Feria de Abril por una calle de Los Remedios por donde solo podían acceder vehículos oficiales y los de servicio público, lo que motivó que los dos agentes de la Policía Local que inicialmente le impidieron el paso presentaran la correspondiente denuncia ante el Juzgado de Guardia.

En este sentido, fuentes judiciales han informado a Europa Press de que ya ha finalizado el plazo dado por el Juzgado de Instrucción para recurrir la sentencia, sin que la representación procesal del exministro de Interior haya interpuesto recurso alguno contra un fallo que, además, condena a José Luis Corcuera a pagar las costas del juicio y a pagar una multa al considerar que "mostró un comportamiento irrespetuoso" hacia los dos agentes de la Policía Local que le impidieron acceder a la Feria sin identificarse por una calle con tráfico restringido.

En la sentencia, el juez instructor dijo que "no consta en modo alguno que los agentes se extralimitaran en su labor ni desde luego que fueran especialmente rigurosos o exigentes con el denunciado por el hecho de que le conocieran y supieran que había sido ministro del Interior del Gobierno de España", mientras que recoge algunas frases proferidas por el exministro, como "usted no sabe con quién está hablando" y "yo sí le estoy amenazando", unas expresiones que, "unidas a la gesticulación despectiva y la voz alzada demuestran la concurrencia de los elementos del tipo en la conducta del denunciado".

LA FISCALÍA PIDIÓ UNA MULTA DE 900 EUROS

Hay que recordar que, en la vista oral celebrada el pasado mes de septiembre, la Fiscalía --que tampoco ha recurrido el fallo-- solicitó para el acusado el pago de 900 euros --a razón de 30 euros diarios durante un mes--, pues los agentes de la Policía Local que intervinieron "cumplieron con su obligación y estaban en el ejercicio de sus funciones", señalando que "el altercado no debe ser considerado un simple incidente". De su lado, su abogado defensor interesó la libre absolución.

En la denuncia, consultada por Europa Press, se especificaba que los hechos tuvieron lugar en torno a las 18,00 horas del día 6 de mayo en la esquina de la calle Virgen de la Cinta con Virgen de la Oliva, zona en la que se encontraban dos agentes de la Policía Local regulando el tráfico en una zona por la que únicamente podían entrar vehículos oficiales y de servicio público, momento en el que se acercó hasta el control policial un vehículo en el que viajaba el propio exministro, originándose en ese momento la discusión.

Durante la celebración del juicio de faltas en el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla, los dos agentes de la Policía Local denunciantes ratificaron los hechos y pusieron de manifiesto que, cuando inicialmente le impidieron el paso, el exministro se mostró "bastante exaltado", asegurando que, ninguno de los dos reconoció a la persona que iba en el coche como el exministro del Interior, quien utilizó un tono "despectivo, con la voz elevada," en todo momento, y que llegó a decir a uno de los agentes que "no sabía con quién estaba hablando".

EL COCHE FINALMENTE ACCEDIÓ AL REAL DE LA FERIA

Asimismo, los agentes afirmaron que, una vez que el escolta que acompañaba a José Luis Corcuera, un agente del Cuerpo Nacional de Policía, enseñó la documentación del vehículo, que se encontraba en la guantera del coche, y acreditó realmente que la persona que iba en el interior del mismo era el exministro de Interior, le permitieron el acceso a la Feria por esa calle.

De su lado, Corcuera explicó que, en el momento en que uno de los agentes le dijo que no podía continuar por esa calle y que tenía que girar a la izquierda, él se apeó del coche y dijo "me llamo José Luis Corcuera, he sido ministro del Interior, este es mi coche oficial y ese es mi escolta", tras lo que aseguró, además, que lo que dijo fue que "usted además sabe quién soy yo". Añadió tener la "absoluta seguridad" de que el agente "hizo lo que hizo porque sabía quién era yo".

Corcuera indicó que, durante los hechos, "se sintió maltratado" por la actuación "arbitraria" de los agentes de la Policía Local, y aseveró que se identificó correctamente en todo momento.