Fernández Vara: "Lozano tiene que pedir disculpas a muchos socialistas ofendidos"

Actualizado 16/10/2015 16:28:17 CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

 

El presidente de Extremadura y líder de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, ha defendido este viernes que "lo primero" que tiene que hacer la exdirigente de UPyD Irene Lozano, 'fichada' por el PSOE para sus listas, es "pedir disculpas", porque "hay mucha gente que se ha sentido ofendida por sus palabras" estos años.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general del PSOE de Extremadura ha censurado, en concreto, las "generalizaciones" que ha hecho Lozano desde su escaño de UPyD contra los socialistas, acusándolos de corrupción. "Lo primero que tiene que hacer Irene Lozano es pedir disculpas, porque mucha gente nos hemos sentido ofendido por sus palabras", ha recalcado.

Vara ha subrayado que el candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, debe tener capacidad para formar sus equipos, pero ha criticado la posición que ha mantenido Lozano en el Congreso, contra la labor de muchos socialistas "honrados".

En el PSOE, ha recalcado, hay "muchísima gente" por cuyas manos han pasado "muchos presupuestos" y que "jamás" se ha llevado un euro. Por eso, ha criticado que haya hecho "generalizaciones" y los haya metido a todos en el mismo saco, con políticos corruptos.

MALESTAR, TAMBIÉN EN EL CÍRCULO PRÓXIMO DE SÁNCHEZ

La inclusión de Lozano en las listas del PSOE --por una provincia que aún no se ha anunciado-- ha generado malestar en algunos sectores del partido, incluyendo a dirigentes que forman parte del círculo más próximo al líder de los socialistas.

Algunos miembros de la dirección federal consultados por Europa Press han cuestionado cómo se ha gestado el 'fichaje', del que todos se enteraron en la noche del jueves por los medios de comunicación. Y aunque reconocen que Sánchez tiene potestad para hacer cambios en las candidaturas, creen que el momento elegido, a unas horas de su aprobación, tampoco ha sido el más adecuado.

"Hay cosas que se pueden hacer, pero que no se deben hacer", señala un veterano diputado socialista, que ve luces y sombras en esta decisión de Ferraz. El mensaje positivo, señala, es el de la "apertura" del partido; pero la otra cara de la moneda, dice, es que parece que los políticos son "intercambiables".

Además, considera un "exceso" que se le haya incluido en el 'grupo de expertos' para asesorar en asuntos de regeneración democrática, entre otras cosas porque implica un "reconocimiento" a UPyD en esta materia.

Varios dirigentes socialistas han coincidido en subrayar que el PSOE tiene muchas personas que han trabajado por la regeneración democrática y, por eso, no entienden que acudan a buscar gente de fuera. Esta crítica también surgió cuando se fichó a la comandante Cantera, según explicó Sánchez, para asesorar en temas de igualdad.

LOZANO ES "UNA SOCIALDEMÓCRATA PURA"

En general, todos los socialistas consultados consideran a Lozano una buena parlamentaria, trabajadora y con un perfil público, que no tiene "grandes diferencias ideológicas" con el PSOE, pero recuerdan que en los últimos cuatro años ha tenido a este partido como su "principal enemigo", con una actitud que algunos tildan de "odio y desdén".

Mientras tanto, los defensores de esta decisión consideran que en las intervenciones de Lozano no se ven discrepancias de calado con el proyecto. A juicio de algunos miembros de la Ejecutiva, es un "gran fichaje" que demuestra que el PSOE tiene capacidad para incorporar a su proyecto a "líderes"

"Todo lo que sea sumar, es positivo", afirmaba un dirigente, mientras que otro recalca que Lozano es "una socialdemócrata pura, que no estaba en el PSOE". El partido, subrayan, aspira a "recuperar la mayoría" y ya lo está haciendo.

El PSOE confirmó anoche el fichaje de Lozano, aunque todavía se desconoce qué puesto ocupara en las candidaturas que deberá aprobar el Comité Federal del Partido el sábado y que Sánchez presentará en un gram mitin el domingo en Madrid.

La Comisión Federal de Listas está reunida este viernes en Ferraz para emitir su dictamen sobre las propuestas que han ido remitiendo las federaciones. Según han indicado a Europa Press fuentes de este órgano, durante la sesión de la mañana no se ha abordado este 'fichaje' en absoluto.

GRAN EXPECTACIÓN EN EL PSOE DE MADRID

En la espera, la expectación es máxima especialmente en el PSOE de Madrid, donde podría incluirse a Lozano. Su encaje es complicado, porque la candidatura madrileña ha tenido ya muchas incorporaciones de fuera de esta federación: la número dos es la catalana Meritxell Batet; la cuatro, Luz Rodríguez, militante en Castilla La Mancha; la seis, la excomandante Zaida Cantera; y el siete, el diputado vasco Eduardo Madina.

Así, la primera mujer madrileña es la 'número ocho', Angeles Álvarez, y muchos no entenderían que se viera desplazada por la inclusión de Irene Lozano.

El sector del PSOE de Madrid tradicionalmente crítico con Ferraz denuncia que si ahora se incluye a Lozano en esta candidatura sería "una agresión brutal" a la militancia por parte de Sánchez, que piensa que esta federación "es su cortijo".

Además, estos socialistas creen que será muy difícil de explicar a la militancia. Después de sumar a Cantera, señalan, parecere que "tiene más mérito no ser del PSOE que serlo".

Este sector también considera que el movimiento cae en el "transfuguismo" y lo fomenta, y recalcan que la exdirigente de UPyD debería haber abandonado el grupo parlamentario magente si no estaba de acuerdo con su partido.

Esta crítica la han expresado también diputados socialistas, que le reprochan que no haya pasado por un periodo de "luto" antes de sumarse al PSOE. Su nombramiento se anunció antes de que renunciara a su acta de diputada y presentara su baja en UPyD.

Para leer más