Actualizado 10/04/2007 21:55 CET

La Fiscalía General del Estado se reúne para preparar la estrategia contra las agrupaciones de la izquierda abertzale

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín Casallo, se reunieron esta mañana para preparar la estrategia contra la presentación de agrupaciones electorales de la izquierda abertzale para concurrir en la elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo, informaron hoy a Europa Press fuentes de la Fiscalía General del Estado.

Conde-Pumpido y Casallo, encargado de coordinar la actividad del Ministerio Fiscal de cara a los próximos comicios, acordaron pedir informes periódicos a la Policía, Guardia Civil y Ertzaintza sobre la actuación de varios líderes abertzales que podrían estar detrás de la presentación de estas agrupaciones.

En la reunión se acordó también que Martín Casallo se desplace la próxima semana al País Vasco para coordinar los trabajos de los fiscales de San Sebastián, Vitoria, Bilbao y Pamplona ante inminentes actuaciones por parte de la izquierda abertzale.

Las medidas acordadas por la Fiscalía están encaminadas también a dilucidar quienes se encuentran detrás de la recogida de firmas de apoyo para que las agrupaciones abertzales puedan participar en las elecciones municipales y forales.

ILEGALIZACIÓN DE ASB

Martín Casallo presentó el pasado 3 de abril la demanda de ilegalización contra Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB) ante la Sala del 61 del Tribunal Supremo. ASB solicitó la inscripción en el Registro de Partidos Políticos el pasado día 27 de marzo.

La Sala del 61, encargada de la ilegalización de partidos, dispondrá al menos hasta el 16 de abril para pronunciarse sobre ASB. En cualquier caso, es imprescindible que dicte una resolución antes del día 18 de ese mes, porque entonces comienza el plazo para la presentación de candidaturas a las elecciones de mayo y el citado partido debe saber si se le permite registrarse en el Ministerio del Interior o no.