Actualizado 08/01/2007 19:11 CET

Los funcionarios de Baleares, Ceuta y Melilla cobrarán un 5 por ciento más por indemnización por residencia

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los funcionarios de Illes Baleares, Ceuta y Melilla, cobrarán en 2007 un 5 por ciento más respecto a las cuantías vigentes en 2006 en concepto de indemnización por residencia. La medida, que afecta a un total de 25.980 trabajadores, supone un coste económico de casi 5 millones de euros -4.866.803,03, exactamente-.

Así se contempla en un Real Decreto-Ley del 29 de diciembre de 2006, firmado por el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y el titular de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, para su elevación al Consejo de Ministros.

Según este documento, los nuevos análisis realizados sobre las circunstancias que concurren en los puestos de trabajo radicados en el archipiélago balear y en Ceuta y Melilla, ponen de manifiesto que subsiste la necesidad de primar mediante un "estímulo de carácter económico" la provisión de dichos puestos de trabajo para hacer más "atractiva" su provisión.

En consecuencia, se propone una nueva revisión de las cuantías de la indemnización por residencia de los empleados del sector público estatal en Baleares, Ceuta y Melilla, a excepción de la cuantía que corresponde en función de los trienios, por encima del incremento general del 2 por ciento establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2007, para favorecer así la provisión de los puestos de trabajo y el arraigo de la población de dichas Ciudades Autónomas.

ANTERIORES SUBIDAS

En la memoria económica del Real Decreto-Ley, se asegura que las "especiales" circunstancias que concurren en la provisión de los puestos de trabajo del sector público estatal en el archipiélago balear, Ceuta y Melilla, han determinado que en los últimos años se haya procedido a una revisión de las cuantías de indemnización por residencia de los empleados públicos destinados en dichos territorios.

Las revisiones más recientes de dichas cuantías se realizaron en 2003, 2004 y 2005. En concreto, el acuerdo de Consejo de Ministros del 21 de febrero de 2003 llevó a cabo una revisión económica de las cuantías de la indemnización por residencia en Ceuta y Melilla, que representó un incremento generalizado, en distinta proporción según los colectivos, en porcentajes que oscilaban entre el 7,84 por ciento para el personal del grupo A, y 12,82 por ciento para el incluido en el grupo E.

En 2004, el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros en su reunión del 6 de febrero revisó las cuantías de indemnización por residencia en Ceuta y Melilla con un incremento promedio del 8 por ciento respecto a las cuantías vigentes en 2003. En abril de 2005, en otro nuevo acuerdo del Consejo de Ministros, se estableció un incremento medio superior al 18 por ciento sobre las cuantías en ese momento vigentes en Baleares.