Actualizado 25/06/2014 13:25 CET

Gallardón desprecia las críticas contra Don Juan Carlos, "el mejor Jefe de Estado que ha tenido esta Nación"

Alberto Ruiz-Gallardón
EUROPA PRESS

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha puesto de relieve este miércoles que el Rey don Juan Carlos ha sido "el mejor Jefe de Estado" que ha tenido España y que, por ello, cualquier comentario o juicio de valor "despectivo" hacia su persona le produce "el más absoluto de los desprecios".

Gallardón ha salido en defensa de Don Juan Carlos como réplica a una interpelación que le ha dirigido en el Pleno del Congreso el diputado de Compromís, Joan Baldoví, quien ha puesto en cuestión la urgencia del PP por aforar a Don Juan Carlos y parte de su familia, lo cual, ha dicho, le hace "pensar mal".

"Cuando hay un clamor para revisar que seamos el país democrático con más aforados, a usted se le ocurre incrementar esa cifra, no sea que haya más jueces Castro por ahí y Don Juan Carlos acabe imputado", manifestado Baldoví, quien ha aprovechado su intervención para denostar las reformas en materia de libertades del Gobierno por suponer, a su juicio, "una triste vuelta al pasado represivo, guiado por la nostalgia de los postfranquistas".

La mención a Juan Carlos I y estas últimas palabras del diputado valenciano han soliviantado al ministro de Justicia, quien ha salido a defender al Monarca saliente y el papel que ejerció en sus 39 años de Reinado.

RENUNCIÓ A TODO LO QUE HEREDÓ DEL RÉGIMEN

"A mi padre le hubiese gustado lo que hago yo ahora, decir lo que pienso. Lo intentó, y como vivía en un régimen sin libertades, acabó en la cárcel. ¿Y sabe por qué usted y yo sí y nuestro padres no pudieron decir lo que pensaban? Porque una persona, el Rey, el mejor Jefe de Estado que ha tenido esta nación renunció a todo lo que había heredado del régimen para dárselo al Estado español", ha destacado.

Es por ello por lo que Gallardón ha defendido que no sólo está generación, sino "muchas más", estarán "siempre en deuda" con Juan Carlos I y por lo que cualquier comentario o juicio de valor "despectivo" hacia su persona le produce a él y a sus compañeros de partido "el más absoluto de los desprecios", además de suponer "la más absoluta de las injusticias".

Centrándose en el aforamiento al Rey, que el PP ha tramitado de manera exprés introduciendo enmiendas a una reforma puntual de la Ley del Poder Judicial, Gallardón ha querido dejar claro que esa protección judicial no se hace "en beneficio de Don Juan Carlos, sino de la dignidad de España", y ha recriminado al parlamentario de Compromís que lo que pretenda con sus críticas a ese 'blindaje' no sea "buscar justicia, sino contribuir al deterioro de las instituciones".

AL FINAL HACEN LAS PACES

La réplica del ministro ha llevado al parlamentario valenciano a pedir al presidente del Congreso, Jesús Posada, al final del debate para poder aclarar que no ha pretendido faltar el respeto a nadie con su intervención, sino hacer sólo "crítica política".

En todo caso, ha apuntado que si así se había interpretado que con sus palabras había afectado al honor de algunas persona, no le dolían prendas en retirar algunas de las expresiones utilizadas en su alocución.

Al término de este particular 'duelo' dialéctico, Gallardón y Baldoví se han encontrado en el Patio del Congreso, donde se les ha visto estrechado sus manos 'en son de paz'.