Actualizado 25/11/2021 13:24 CET

Aplazado el juicio a manifestantes acusados de atacar a Mossos tras retirarse la acusación de la Generalitat

Aragonès, sobre la propuesta de Casado de un 155 educativo: "Máxima firmeza ante estas amenazas políticas"
Aragonès, sobre la propuesta de Casado de un 155 educativo: "Máxima firmeza ante estas amenazas políticas" - Isaac Buj - Europa Press

La defensa ve una "maniobra maliciosa" para alargar la causa y el tribunal acepta que 10 mossos busquen nuevo abogado

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El juicio a siete manifestantes acusados de presuntos desórdenes, atentado y lesiones a mossos en la protesta por la investidura fallida de Carles Puigdemont en enero de 2018, que estaba previsto para este jueves, se ha aplazado sin nueva fecha después de que la Generalitat se ha retirado como acusación particular de la causa.

En el trámite de cuestiones previas, el abogado de la Generalitat ha anunciado al tribunal de la Audiencia de Barcelona que se retiraba de la causa por orden de la Conselleria de Interior, que pidió a los servicios jurídicos personarse en representación de los mossos que denunciaron lesiones.

"El criterio determinante de nuestra actuación era la existencia de lesiones y en este momento no se puede determinar su autoría", ha justificado el abogado de la Generalitat, y ha dicho que al principio creían que sí se podría esclarecer durante la instrucción.

A raíz de esta renuncia, el abogado de la Generalitat ha pedido suspender el juicio y el tribunal ha preguntado a los mossos denunciantes si querían mantener la acusación: de los 12 que son en total, 10 han dicho que sí, uno que no, y a otro no se le ha preguntado porque no está afectado por la retirada de la Generalitat al tener un abogado particular.

Al final, los magistrados han aceptado aplazar el juicio sin nueva fecha y han dado un margen de 15 días para que los policías puedan buscarse un nuevo abogado y después continuar con el procedimiento.

DEFENSA

Las defensas de los siete encausados, que ejerce el colectivo de abogados Alerta Solidària, han reprochado que aplazar el juicio implica "una maniobra procesal maliciosa y extraña para alargar la pena de banquillo" por unos hechos ocurridos ya hace casi cuatro años, y han sostenido que los agentes no pueden acusar a título personal a los manifestantes si no se ha determinado quién los hirió.

En este sentido, han reprochado que el atestado después de la manifestación afirmaba que no se pudo esclarecer quién había golpeado a los policías, por lo que creen que los agentes no deberían poder acusarles si no está claro que ellos les agredieran, porque "implicaría que cualquiera de ellos podría intervenir en cualquier procedimiento por atentado" aunque no fueran afectados.

Según la defensa, algunos de los mossos que han mantenido la acusación "ni si quiera estaban" en la manifestación en el parque de la Ciutadella, y por otro lado las lesiones de unos de estos policías se atribuyen a un chico que no está acusado en esta causa.

Contador