El Gobierno se ampara en la Convención de Viena para defender que la declaración sobre Gibraltar es vinculante

Publicado 27/11/2018 16:32:00CET
Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ha defendido este martes el valor jurídico de las declaraciones del Consejo y la Comisión Europea y de Reino Unido que llevaron a España a levantar su veto sobre el acuerdo del Brexit, basándose en la Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados.

Tal como había avanzado por la mañana el ministro Josep Borrell, Exteriores ha difundido una nota explicativa remitiéndose al artículo 31 de esta Convención para defender que dichas declaraciones son válidas para interpretar el artículo 184 del Tratado, el que motivó las reticencias de España porque consideraba que era ambiguo sobre Gibraltar.

Así, explica que el artículo 31, que regula las reglas generales de interpretación de los Tratados, explica que para interpretar un Tratado el "contexto" comprenderá, "además del texto, incluidos su preámbulo y anexos", todo acuerdo "que se refiera al tratado y haya sido concertado entre todas las partes con motivo de la celebración del tratado".

También comprenderá "todo instrumento formulado por una o más partes con motivo de la celebración del tratado y aceptado por las demás como instrumento referente al tratado".

Es decir, Exteriores subraya que este artículo contempla la posibilidad de que para interpretar un tratado se acuda a todo instrumento aceptado por las partes referido a dicho tratado. "Se incluye aquí el supuesto de las declaraciones interpretativas aceptadas por todas las partes, las llamadas interpretaciones auténticas", recalca el Departamento de Borrell.

Es más, defiende que éste es precisamente el supuesto de las declaraciones realizadas por las instituciones comunitarias (Comisión Europea y Consejo de la Unión), por el Reino Unido y por los 27 Estados Miembros, en relación con el artículo 184 del Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la Unión Europea.

La declaración del Consejo y la Comisión establece que el único propósito del artículo 184 es anima a la negociación de acuerdos futuros entre Reino Unido y la UE y que está claro que después de que Reino Unido deje la UE, Gibraltar no estará incluido en el ámbito territorial de los acuerdos que alcancen Reino Unido y la Unión.