Actualizado 26/07/2013 16:33

El Gobierno aprueba un crédito extraordinario de 877 millones para pagos de programas especiales de Defensa

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha aprobado este viernes un real decreto ley por el que se concede un crédito extraordinario de 877 millones de euros al Ministerio de Defensa para atender pagos de los grandes programas de armamento.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La 'número dos' del Ejecutivo ha explicado que estos 877 millones no computarán en déficit público, ya que atenderán a "obligaciones que se habían asumido bastantes ejercicios antes".

De esta manera, el Gobierno ha recurrido por segundo año consecutivo a un crédito extraordinario para atender los pagos de los denominados 'Programas Especiales de Armamento', cuya factura total se ha fijado en 29.495 millones de euros a pagar hasta 2030. Unos 6.000 millones ya se han pagado y otros 15.000 fueron prefinanciados por Hacienda.

RENEGOCIACIÓN CON LAS EMPRESAS

Este crédito se ha aprobado dos meses después de que el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, acudiera al Congreso de los Diputados para explicar la reconducción de estos programas, cuyo coste total se ha reducido en 3.850 millones renegociando los contratos con las empresas y recortando pedidos, fundamentalmente de aviones de transporte y de combate.

Entonces, Argüelles ya adelantó que entre 2013 y 2015 serán necesarios entre 800 y 1.000 millones para pagar a las empresas. El año pasado, el crédito fue de casi 1.783 millones, con los que pagó deudas que se debían desde 2010, año en que el Gobierno "dejó de pagar" estos programas.

En su comparecencia, el secretario de Estado abogó por la vía del crédito extraordinario para pagar estas facturas. Así debía ser este año, ya que los presupuestos generales del Estado para 2013 no incluyeron ninguna partida para estos programas. Antes de la renegociación, la factura para 2013 era de 1.594 millones.