Actualizado 08/11/2008 17:08 CET

Gobierno de C-LM declara fiesta de Interés Turístico Regional la "Fiesta de la Rosa del Azafrán' de Consuegra (Toledo)

TOLEDO, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha declarado como Fiesta de Interés Turístico Regional a la 'Fiesta de la Rosa del Azafrán' de Consuegra (Toledo), tal y como se ha dado a conocer esta semana con la publicación de esta resolución en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Fue en 1963 cuando se instauró esta festividad con el fin de dar a conocer la esencia cultural manchega, y su celebración tiene lugar el último fin de semana de octubre, coincidiendo con la recogida de la flor del azafrán, informó la Junta en un comunicado.

Con esta reciente denominación, ya son 63 las Fiestas de Interés Turístico con que cuenta Castilla-La Mancha, de las que 46 son de carácter Regional; 7 lo son de Interés Turístico Nacional y 5 en la categoría Internacional.

Situada entre las comarcas de La Mancha y Los Montes de Toledo, la localidad de Consuegra es un mirador paisajístico único abierto a los horizontes manchegos, desde donde dominan sus once molinos de viento.

Los actos de esta recién denominada Fiesta de Interés Turístico Regional se desarrollan bajo la presencia de una dama escogida entre las jóvenes de la ciudad, quien recibe el nombre de Dulcinea y se une al grupo de damas de honor.

La programación de la fiesta es extensa y variada, pudiendo destacar de ésta 'La Molienda de la Paz y del Amor', en la que el molino de viento 'Sancho' mueve su mecanismo original del siglo XVI, a fin de moler trigo.

También destacan de la festividad su Certamen Gastronómico, donde los consaburenses elaboran diferentes especialidades de cocina popular manchega, y sus Concursos de Monda de la Rosa del Azafrán, consistentes en separar el azafrán de la flor y en los que se premia la habilidad y destreza del concursante para extraer la máxima cantidad de azafrán en el menor tiempo y con la mayor limpieza posible.

Asimismo, esta celebración también incluye el Festival Folklórico Castellano-Manchego en el que participan grupos de todas las provincias.

Junto al ambiente festivo, están los protagonistas de la fiesta, los azafraneros recogiendo en los campos de azafrán la flor para mondarla después en sus casas junto a su familia, de tal manera que esta celebración también puede ser un buen momento para que el visitante adquiera el denominado "oro rojo" de la mejor calidad.