El Gobierno mantiene su voluntad de dialogar con Torra, pero le recuerda que las sentencias hay que aceptarlas

La portavoz del gobierno, Isabel Celaá, comparece después del Consejo de Ministr
Eduardo Parra - Europa Press
Actualizado 04/09/2018 21:50:41 CET

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Gobierno mantiene su determinación de normalizar relaciones con la Generalitat catalana a pesar del discurso del president, Quim Torra, al que ha recordado que las sentencias judiciales "hay que aceptarlas".

En una breve intervención ante los medios de comunicación en el Palacio de la Moncloa, la portavoz y ministra de Educación, Isabel Celáa, ha indicado que Torra "está en su derecho de decir" que no aceptará otra sentencia que no sea la absolución de los presos del 'procés'.

"Pero obviamente el sistema judicial es un sistema garantista y tiene recursos y posibilidades. Paso a paso. No hablemos de futuribles. Casi ninguna persona que está sometida a los tribunales tiene mucha determinación para aceptar las sentencias, pero finalmente las sentencias de los jueces hay que aceptarlas", ha señalado Celáa en respuesta a la conferencia dada este martes por Torra, que ha apostado por mantener la vía unilateral si el Gobierno no accede a negociar un referéndum de autodeterminación vinculante.

La portavoz ha lamentado que Torra haya hecho un discurso plagado de elementos más propios del siglo XIX y XX que del XXI y dirigido exclusivamente a un público independentista, con constantes apelaciones al "pueblo como concepto, el derecho a decidir, el victimismo", grandes palabras como libertad convertidas en conceptos supremos grandilocuentes, pero a veces vacías de contenido.

NEGOCIACIÓN SÍ, PERO SOBRE AUTOGOBIERNO

Tras precisar que España es una democracia avanzada con niveles de descentralización "equiparables a Alemania, Estados Unidos o Canadá", Celáa ha insistido en la disposición del Gobierno a entrar en una "negociación" con la Generalitat, pero sólo sobre aquello "que una a todos los catalanes, nacionalistas y no nacionalistas".

Y hoy por hoy, ha recordado, el independentismo no supone una mayoría social en Cataluña, por lo que ese diálogo no puede versar sobre otra cosa que el autogobierno.

Por eso Celáa ha instado a Torra a abrir un diálogo "entre todos los catalanes" porque "hace mucha falta" trabajar para cohesionar la ciudadanía y no enquistar problemas que están presentes en los hogares catalanes.