Actualizado 05/06/2020 20:48:05 +00:00 CET

El Gobierno confía en la Guardia Civil y ataca las "teorías conspiranoides" de la derecha

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en rueda de prensa
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en rueda de prensa - Pool

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha evitado pronunciarse por las acusaciones de golpismo lanzadas por el vicepresidente Pablo Iglesias contra Vox y se ha centrado en acusar a "la derecha" de estar dedicada al "ruido" y a "teorías conspiranoides"

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha sido preguntada por las afirmaciones del vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos acerca de que Vox desea un golpe de Estado, una teoría que ha sido respaldada por otros miembros del Gobierno de Unidas Podemos.

La Portavoz no ha contestado a la cuestión de si todo el Gobierno comparte esa opinión, pero sí ha expresado su "reconocimiento público y la profesionalidad" de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, así como "la absoluta confianza" en su "compromiso democrático".

Y, a partir de ahí, ha cargado contra "la derecha", que a su juicio "está inmersa en el ruido, que no sólo son caceroladas". Según Montero, viendo "el ambiente que se respira en el Congreso" y las declaraciones de los líderes del PP y de Vox, se deduce que ambos "se dejan arrastrar en esa dinámica".

"La oposición está permanentemente intentando agitar ese ruido, haciendo de la crispación y la bronca la nota de identidad", ha afirmado desde la mesa del Consejo de Ministros.

Su conclusión es que "la derecha digiere mal los resultados democráticos " y que, "en vez de arrimar el hombro, está obsesionada con teorías conspiranoides".

496747.1.260.149.20200605143953

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha expresado este viernes su "confianza absoluta" en el "compromiso democrático" de la Guardia Civil, desmarcándose así de las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, admitiendo que puede haber sectores minoritarios dentro de los cuerpos de seguridad en los que cale el discurso golpista que, según Podemos, alientan PP y Vox.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, sí ha reconocido en cambio la obsesión de PP y Vox por las "teorías conspiranoides", que ha enmarcado en su estrategia de generar "ruido" y "crispación" con el objetivo de distraer la atención de las cuestiones centrales en las que está ocupado el Ejecutivo.

"Parece que todo importa menos los problemas del país", ha lamentado Montero, que ha destacado cómo el Gobierno está volcado en la recuperación del empleo, el refuerzo del sistema sanitario para hacer frente a posibles rebrotes de coronavirus, y en garantizar el regreso de los alumnos a las aulas el próximo curso.

Preguntada si comparte las insinuaciones expresadas desde Podemos sobre la existencia de elementos interesados en dar un golpe de Estado --el vicepresidente Pablo Iglesias llegó a acusar a Vox de desearlo, pero no atreverse-- Montero ha querido despejar dudas acerca del compromiso democrático que han demostrado desde la Transición y durante toda la democracia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

Ha reconocido además su "profesionalidad" y "rigor", y ha citado expresamente a la Guardia Civil y a su labor desplegada para garantizar el cumplimiento de las medidas instauradas con el estado de alarma, en la que los agentes, como el personal sanitario, han estado expuestos al contagio, y de hecho han fallecido miembros de las fuerzas de seguridad víctimas de coronavirus.

A partir de ahí, la ministra ha cargado contra "la derecha", que a su juicio "está inmersa en el ruido, que no sólo son caceroladas". Según Montero, viendo "el ambiente que se respira en el Congreso" y las declaraciones de los líderes del PP y de Vox, se deduce que ambos "se dejan arrastrar en esa dinámica".

"La oposición está permanentemente intentando agitar ese ruido, haciendo de la crispación y la bronca la nota de identidad", ha afirmado desde la mesa del Consejo de Ministros. Su conclusión es que "la derecha digiere mal los resultados democráticos " y que, "en vez de arrimar el hombro, está obsesionada con teorías conspiranoides".

GEOMETRÍA VARIABLE EN TODA LA LEGISLATURA

Como viene haciendo en los últimos meses, Montero ha hecho un llamamiento a las formaciones políticas a que "dejen a un lado" sus diferencias y "la bronca" y se centren en cambio en trabajar en "lo que urge", que no es otra cosa que la reconstrucción sanitaria, económica y social del país.

Montero ha dado la bienvenida a la disposición expresada por Ciudadanos a negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE), lo que ha calificado de "buena noticia".

Preguntada acerca de la incompatibilidad entre Ciudadanos y ERC, una de las formaciones que facilitó la investidura de Pedro Sánchez y en las que se ha venido apoyando hasta la fecha el Gobierno para sacar adelante sus leyes, Montero ha opinado que la "geometría variable ha venido para quedarse" en los cuatro años que tiene por delante la actual legislatura.

"Forma parte de la expresión de nuestra democracia y eso conlleva que todos tengamos que trabajar desde esa perspectiva. No tienen sentido los vetos cruzados. Lo fundamental es que la política que vayamos a desarrollar sea efectiva, oportuna y responda a lo que demanda" la ciudadanía, ha concluido.

No obstante, ha reconocido que el Gobierno tiene una "interlocución prioritaria" con los grupos que favorecieron la investidura de Sánchez y con los que se pactó una serie de acuerdos, como el diálogo acordado con ERC sobre el conflicto político en Cataluña que el Ejecutivo se ha comprometido a retomar en cuanto se supere la actual emergencia sanitaria.

Vídeo de la noticia
Contador