El Gobierno pide a Cs que ayude a llevar la "normalidad" a Cataluña y abandone su discurso de "excepcionalidad"

Sesión de control al Gobierno en el Congreso
Eduardo Parra - Europa Press
Actualizado 10/10/2018 12:15:11 CET

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha afirmado este miércoles que "la normalidad ha ganado terreno" en Cataluña, pero para seguir avanzando hacia este objetivo, ha pedido a Ciudadanos que colabore y abandone para ello su discurso de "excepcionalidad".

Así ha respondido Batet en el Pleno del Congreso cuando el portavoz de Cs, Juan Carlos Girauta, le ha preguntado si considera que en Cataluña la situación es de "normalidad". Según la ministra, en esta comunidad se vive "una crisis política y momentos de excepcionalidad", pero también ha señalado que, desde que en España gobierna el PSOE, "la tensión ha bajado" y "la normalidad ha ganado terreno".

"Creo que sería bueno que ustedes lo reconocieran, porque eso ayudaría", ha dicho a la formación naranja, a la que ha pedido que recorra junto al Ejecutivo de Pedro Sánchez el "camino de construcción de un proyecto político" respecto a la cuestión catalana para conseguir una normalidad plena. "Dejen ustedes la excepcionalidad en la que crecieron y en la que viven cómodamente", ha agregado.

CONFLICTO DE CONVIVENCIA

Girauta, por su parte, ha afirmado que en Cataluña se constata "la no normalidad por defecto" y ha destacado que el propio Sánchez ha reconocido públicamente que "existe un conflicto de convivencia". El portavoz de Cs se ha referido al "secuestro institucional", con el Parlamento catalán cerrado durante tres meses por decisión de la mayoría independentista, y a los "comandos separatistas que, dirigidos por el propio presidente de la Generalitat", "asaltaron" la Cámara.

Asimismo, ha denunciado que el espacio público en Cataluña "sigue ocupado de forma permanente por simbología partidista de un solo lado", que los edificios públicos siguen en una situación que es "todo lo contrario a la normalidad", que la televisión pública catalana "sigue funcionando como un aparato de propaganda separatista" y que los funcionarios o bien son "adeptos" al Govern de Quim Torra y lo exhiben, o bien permanecen "mudos por temor a las represalias en una sociedad sectarizada".

Batet ha admitido que todavía no se han "arreglado las cosas" en Cataluña y que "queda mucho por recuperar", pero ha asegurado que la "apuesta por la normalidad" que ha hecho el Gobierno socialista "ha llevado más bienestar a los ciudadanos de Cataluña" y les ha hecho ver que "el sistema constitucional puede ser integrador y dar respuesta a sus necesidades".

En este sentido, ha destacado que la encuesta del Centro de Estudios de Opinión de Cataluña muestra que el pasado abril el 37% de los encuestados decía que la situación era muy mala, mientras que en julio, cuando ya se había producido el cambio de Gobierno, ese porcentaje bajó al 21%.