El Gobierno rechaza que el puerto de Palamós (Girona) sea frontera exterior Schengen

Sesión de control al Gobierno
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 19/12/2018 11:05:52CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado este miércoles que no está "justificado" que el puerto de Palamós (Girona) pase a ser frontera exterior Schengen debido a la naturaleza del tráfico de pasajeros que registra, ya que considera que su actividad es propia de un puerto autonómico y no de uno de interés general dependiente del Estado.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, y a preguntas del diputado de Esquerra (ERC) Joan Margall, el titular de Interior ha recordado que para que hubiera un cambio de naturaleza, el puerto debería efectuar actividades comerciales marítimas internacionales, debería tener una influencia comercial que afectara a más de una comunidad autónoma y tendría que servir a industrias o establecimientos de importancia estratégica.

Llegados a esto, desde Interior valorarían la realidad del puerto y podría derivar en que hubiera un cambio de naturaleza del mismo. Para Margall, el puerto de Palamós es una infraestructura "vital" tanto para el municipio como para la comarca y ha subrayado que sólo en 2018 hicieron escala en el hasta 46 cruceros, llegando a 46.000 pasajeros.

Por esto, el diputado de Esquerra le ha indicado que es el momento de quitar los límites a su potencialidad y convertirlo en frontera Schengen, algo que a su juicio permitiría que fuera punto de origen y destino de pasajeros de fuera de la Unión Europea.

En este punto, ha echado en cara a PP y PSOE que por su "dejación política" durante años, el puerto siga teniendo esa naturaleza autonómica. "Pedimos que se dejen de excusas, llevamos muchos años de anuncios, paseos, campañas, y ni unos ni otros hacen nada", ha apostillado, para terminar exigiendo a Marlaska que se siente con la comunidad autónoma y con el ayuntamiento para llegar a una "solución definitiva.