Publicado 30/04/2020 11:22:11 +02:00CET

La Guardia Civil detiene en España a 20 personas e incauta 722 kilos de angulas por valor de más de un millón de euros

La Guardia Civil reintroduce en el medio natural a las angulas incautadas en la operación ASKEA
La Guardia Civil reintroduce en el medio natural a las angulas incautadas en la operación ASKEA - Guardia Civil

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido e investigado a 20 personas y ha incautado hasta 722 kilos de angulas con un valor en el mercado que podría llegar hasta los 1,5 millones de euros en una operación en la que se han realizado más de 2.304 inspecciones en puertos, aeropuertos y controles en carreteras.

En el marco de la operación ASKEA, que se inició a finales del pasado mes de octubre, se han desarrollado acciones encaminadas a la persecución de la pesca ilegal en sus zonas tradicionales de captura, como el área del Cantábrico o la desembocadura del Guadalquivir.

Además, los agentes del Instituto Armado se han centrado en el tránsito a través de todo el territorio nacional así como a combatir el tráfico ilícito de las angulas a través de puertos y aeropuertos.

En Andalucía, la Guardia Civil ha perseguido en las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz la pesca ilícita a través de las "plataformas anguleras", situadas en el tramo bajo del río Guadalquivir. Así, se han desmantelado 54 de estos soportes que afectaban además a otras especies, mermando sus poblaciones.

En Murcia, pese a no existir pesca de angula, si la hay de anguila adulta durante períodos y cupos muy determinados, por lo que se ha llevado a cabo una actuación en el área del mar Menor, con el objetivo de detectar la descarga ilegal en puertos tras la pesca.

De esta forma se localizaron un total de 200 kilos de anguila adulta en el puerto de los Urrutias, iniciándose posteriormente una investigación, que aún continúa abierta.

TRANSPORTE DE ANGULAS: CONGELADAS EN UN COCHE O EN UNA MALETA

La operación también se ha extendió hasta Castilla y León, donde los agentes de la Benemérita detectaron en un control en la carretera N-630, y tras un trabajo de información previo, un vehículo portugués que transportaba anguila europea. En total se incautaron 16 kilos de angula congelada y se detuvo a 2 personas por su presunta participación en estos hechos.

Por otra parte, en Cataluña agentes de la Unidad Fiscal y de Seguridad Aeroportuaria (UFSA) del aeropuerto del Prat de Barcelona interceptaron a seis pasajeros en diferentes vuelos portando maletas en las que transportaba ilegalmente angulas. Tras las incautaciones, el SEPRONA de la Comandancia de Barcelona continuó con las investigaciones.

De esta forma, las angulas interceptadas fueron depositadas en el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) de Sant Carles de la Ràpita con objeto de garantizar su supervivencia y posterior devolución al medio natural.

Así, durante este mismo jueves componentes del IRTA y del SEPRONA de Barcelona han procedido a la liberación de los ejemplares intervenidos en el Parque Natural del Delta del Ebro, consiguiendo uno de los objetivos más difíciles en la lucha contra el tráfico de especies: la total reintroducción en el medio de los especímenes intervenidos.

1,8 TONELADAS DE ANGULAS INTERCEPTADAS EN TODA EUROPA

Por otro lado, la Guardia Civil también ha destacado que a finales de febrero se llevó a cabo un periodo de intensificación de la operación, en coordinación con el resto de países involucrados, del que formó parte la OCN (Oficina Central Nacional de análisis de actividades ilícitas medioambientales).

En total participaron 17 países europeos bajo la coordinación de Europol, y se detuvieron a 166 personas, incautándose 1,8 toneladas de angula valoradas en más de 5 millones de euros.

El Instituto Armado ha explicado además que el comercio de la anguila europea, tradicionalmente reconocida como especie de consumo humano, se vio afectado de forma notoria a partir de su inclusión en el Convenio CITES ante la alarmante reducción de la población.

El descenso poblacional de la especie fue tal que hizo que las autoridades europeas tuvieran que adoptar decisiones tendentes al control de su pesca y comercio, estableciéndose un cupo 0 para la exportación a terceros países, en los que existe una fuerte demanda para su consumo.

Para leer más