La Guardia Civil rinde homenaje en Intxaurrondo a la novia de un agente, asesinada por ETA hace 40 años en Beasain

La Guardia Civil rinde homenaje en Intxaurrondo a la novia de un agente, asesinada por ETA hace 40 años en Beasain
GUARDIA CIVIL
Publicado 13/05/2019 17:44:47CET

SAN SEBASTIÁN, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha rendido homenaje este lunes a Hortensia González Ruiz, novia de un agente del Cuerpo asesinada por ETA hace 40 años en Beasain (Guipúzcoa). En su recuerdo, el Patio de Armas del acuartelamiento donostiarra de Intxaurrondo pasa a tomar el nombre de esta víctima de la banda terrorista.

El Subdelegado del Gobierno en Guipúzcoa, Guillermo Echenique, ha presidido la celebración del 175º aniversario de la fundación de la Guardia Civil, acto en el que se ha homenajeado de manera particular a Hortensia González Ruiz, novia del guardia Antonio Ramírez Gallardo, destinado en Ordizia.

Ambos, de 20 y 24 años, respectivamente y naturales de Cádiz, fueron "acribillados a balazos" en su coche, en Beasain, al salir de una discoteca en la madrugada del Día de Reyes de 1979, según ha recordado el Instituto Armado. En esa línea, ha apuntado que este doble asesinato "es uno de los crímenes de ETA sin resolver, por falta de autor conocido, aunque a pesar del tiempo transcurrido, ni judicial ni policialmente es un caso cerrado".

Familiares de la pareja han acudido al acto de homenaje, en el que se ha recordado que la Guardia Civil ha sido "la institución más castigada por el terrorismo, no sólo por la cantidad de agentes asesinados y heridos, sino también por los numerosos familiares del Cuerpo (17 en total), que igualmente resultaron muertos en atentados perpetrados por ETA en Zaragoza, Vic, Erandio, Santa Pola o, como en el caso de Hortensia, en Beasain".

Para "perpetuar su memoria", la explanada del acuartelamiento de Intxaurrondo, donde la Guardia Civil celebra "los actos castrenses más solemnes", se denominará 'Patio de Armas - Hortensia González Ruiz', tal y como consta en la placa que en su honor ha sido descubierta por una hermana de la víctima, acompañada por el subdelegado del Gobierno.

Estará colocada frente al monolito que recuerda los nombres de cien guardias civiles que fueron asesinados por el terrorismo en Gipuzkoa, y que se inauguró el año pasado, con ocasión del 50 aniversario del asesinato del guardia José Pardines, primera víctima mortal de ETA. Con un diseño similar, se colocará también en el Puesto de Ordizia una reproducción de esta placa en recuerdo de Hortensia González.

El acto ha servido también para reconocer la labor de diversos agentes destinados en Guipúzcoa. Cinco de ellos han recibido la Cruz del Mérito de la Guardia Civil y otros tres han sido distinguidos con sendos Diplomas o "menciones especiales" por "haber acreditado su iniciativa, arrojo, disponibilidad y entrega en diversas intervenciones realizadas fuera de servicio".

Contador