Hallada una fosa común con los restos de tres hombres en Quintanilla de Combarros (León)

Actualizado 23/02/2009 19:51:23 CET

LEÓN, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha hallado los restos de tres hombres en Quintanilla de Combarros (León), concretamente junto a los muros del cementerio de la localidad.

Los cuerpos encontrados, cuya exhumación se inició hoy, corresponden a tres vecinos de Destriana detenidos por un grupo de falangistas de dicha localidad el día 23 de octubre de 1936 para ser conducidos al Cuartel de Astorga, donde estaba previsto que permanecieran hasta el día 30 del mismo mes, según informó la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en una nota recogida por Europa Press.

Al amanecer, tras la detención, fueron conducidos a un paraje cercano a Combarros conocido como 'La Cuestona', donde fueron "salvajemente asesinados" y posteriormente sus cuerpos fueron trasladados al cementerio de Quintanilla de Combarros para ser enterrados por algunos vecinos de la localidad.

En el libro de defunciones del Ayuntamiento de Brazuelo aparece con fecha de 30 de octubre de 1936 la inscripción de tres cadáveres sin identificar por encontrarse "totalmente calcinados".

Los tres vecinos asesinados fueron Salvador Pérez Turrado, concejal socialista desde 1931 y teniente de alcalde hasta el golpe de Estado de julio de 1936; Tomás Martínez e Higinio Marcos Pérez.

Según las mismas fuentes, este último fue presidente de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra y padre de Feliciano Marcos Brasa, secretario de Juventudes Socialistas de la localidad, también asesinado en 1936 y exhumado por la ARMH a finales del pasado mes de agosto.

En el momento actual continúan las labores de exhumación, dirigidas por el arqueólogo Andrés Crespo y los trabajos de identificación, que correrán a cargo del antropólogo José Luis Prieto, desplazado desde Madrid para la ocasión.

LAS VÍCTIMAS

Salvador Pérez Turrado fue elegido concejal por el Partido Socialista en mayo de 1931 y fue teniente de alcalde hasta que la corporación municipal fue sustituida por una Comisión Gestora el 3 de agosto de 1936.

Entre los 17 y los 25 años estuvo en Argentina, donde compaginaba su trabajo con sus estudios de Derecho. "Lo reclaman sus hijas, que todavía viven", aseguró la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica antes de añadir que el 23 de agosto de 1936 se entregó a los falangistas, que lo buscaban para soltar a su mujer, a quien amenazaban con llevarla si su marido no se entregaba y fue asesinado a los 41 años.

Por su parte, Higinio Marcos Pérez, reclamado por sus hermanos, nació el 1 de septiembre de 1891. Tenía ocho hijos y fue asesinado a los 45 años.

Finalmente, Tomás Martínez, conocido como "barriguinas", fue detenido junto a Salvador e Higinio el 23 de octubre de 1936.