La historia reciente de España se refleja en el documental 'Flores de Luna', sobre el barrio del Pozo del Tío Raimundo

Actualizado 28/11/2008 11:57:31 CET

La historia reciente de España se refleja en el documental 'Flores de Luna', sobre el barrio del Pozo del Tío Raimundo

Actualizado 28/11/2008 11:57:31 CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

"Los documentales representan la conciencia crítica y la memoria histórica de un país". Así empezó el director Juan Vicente Córdoba la presentación de su nueva película, 'Flores de luna', que retrata los últimos cincuenta años del barrio del Pozo del Tío Raimundo, ubicado en la periferia madrileña.

El film, que se estrena hoy, "es la historia de Madrid", aseguró Córdoba, "y también de España", añadió el diputado Miguel Ángel Pascual Molinillo, uno de los entrevistados del largometraje.

'Flores de luna' hace un recorrido por el pasado (a través de experiencias individuales y colectivas de los vecinos mayores) y proyecta situaciones futuras (trazando un retrato de la nueva generación) de la realidad española por medio del microcosmo del barrio. Temas como inmigración, educación, racismo, valores y el poder femenino pasean por el film, mostrando cómo se han evolucionado en España.

El barrio del Pozo del Tío Raimundo se estableció en el sureste de Madrid durante los años 50, a partir de casas de barro y lata que crecían como 'flores de luna', levantadas durante la noche. El documental cuenta cómo inmigrantes venidos de pueblos manchegos, extremeños y andaluces transformaron chabolas y calles de tierra en viviendas dignas y consiguieron crear un espíritu de unión y solidariedad.

"HISTORIA UNIVERSAL"

Córdoba reveló que los habitantes del Pozo "se emocionaron" al saber que el documental fue seleccionado al último Festival de San Sebastián y a eventos cinematográficos en Nueva York, Melbourne, Miami y Nantes. "Me preguntaban qué tenía de interesante sus 'pequeñas historias'. Creo que son interesantes porque hablan de sentimientos universales", matizó el director y también guionista del film.

Uno de estos temas "universales" abordados por Córdoba es la inmigración. "Las generaciones pobres más jóvenes tienen más prejuicio que sus padres y abuelos", explicó el realizador. "Muchos no saben siquiera la historia de sus familias, no saben lo difícil que fue emigrar y no comprenden a los extranjeros", añadió.

La drogadicción de la juventud y el "fracaso de la educación", preocupaciones presentes en la realidad española, también tienen su hueco en la historia. "Cuando no podían, todos querían estudiar. Ahora que tienen todo, no se interesan", lamentó Córdoba, utilizando el ejemplo de los adolescentes de la película, que prefieren trabajar a seguir estudiando. "Es un fracaso nacional, no sólo del barrio", sentenció.

"Somos lo que fuimos ayer y lo que está por venir", dijo el director, utilizando un verso de la canción de Luis Pastor que es parte de la banda sonora del film, que contó con una documentación extensa. "Llegamos a tener mil fotografías, además de las imágenes en Súper 8", explicó Pablo Blanco, montador y productor de 'Flores de luna'.

"CURA ROJO"

Uno de los ejes de la película es la historia del Padre Llanos, controvertida figura que pasó de capellán ultraderechista ("uno de los favoritos de Franco", afirmó Córdoba) a "cura rojo", debido al contacto con los pobres. "Me dolía oír a la gente decir que yo no era como ellos", confesó el cura, muerto en 1992, en una imagen del documental.

"Llanos llegó al Pozo en 1955 para redimir a los trabajadores. Pero fueron los trabajadores los que le redimieron a él", detalló Pascual Molinillo, que ha pasado toda su vida en el barrio. "En sus primeros años era autoritario, pero, poco a poco, el contacto con la gente le fue cambiando", subrayó Córdoba.

"Hoy somos un barrio 'normal', con todo lo bueno y malo que eso significa. Tenemos luz, agua y viviendas dignas, pero también el submundo de las drogas. Los buenos salieron de las calles", concluyó Pascual Molinillo.