Actualizado 06/06/2007 21:03 CET

Ibarretxe responde a Batasuna que el "auténtico obstáculo" para que haga política es "la violencia de ETA"

SAN SEBASTIÁN 6 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, respondió hoy a Batasuna que el "auténtico obstáculo" para que la formación abertzale haga política "es la violencia de ETA". En su primer pronunciamiento tras el comunicado de ETA anunciando la ruptura del alto el fuego, Ibarretxe dijo que "no se puede depositar la esperanza de este pueblo" en las decisiones que adopte ETA porque, si no, "lo tenemos claro".

Durante un almuerzo con motivo de la Asamblea anual de la patronal guipuzcoana, Adegi, al que asistió su presidente, Eduardo Zubiaurre, el diputado general, Joxe Joan González de Txabarri, y representantes del empresariado, Ibarretxe aseguró que no se levantará "ni hoy ni mañana tampoco con la moral por los suelos" por lo que haga ETA, a pesar de que su decisión de romper el alto el fuego "merece a toda la sociedad vasca una reprobación inmensa, enorme". "Ni hablar, de ninguna manera va a conseguir ETA nunca que desistamos", aseveró.

En este sentido, defendió que Euskadi ha ido "creciendo" y "generando riqueza, a pesar" de la banda armada, gracias a "su gente", al trabajo y "la ilusión con la que nos levantamos todos los días".

Además, Ibarretxe señaló que, pese lo que ayer dijo ETA, el alto el fuego y el proceso de paz lo rompió en el atentado de Barajas el pasado mes de diciembre, y le preguntó si ese ataque y la "kale borroka" han sido "una aportación para un proceso de paz".

Por otro lado, afirmó que "los de Batasuna dicen que nosotros, los que estamos aquí, somos culpables", aunque dijo estar acostumbrado a esas acusaciones. Según indicó él no estuvo en el "acuerdo que se alcanzó hace un año", aunque le diera su apoyo, y consideró "curioso" que entonces les dijeran que estaban "de sobra" y ahora que son "culpables".

EMPRESARIOS

El lehendakari recordó que rechaza la Ley de Partidos, y destacó que "la exclusión no ha sido una aportación al proceso de paz, para lograr la paz o la normalización política". No obstante, consideró que "el auténtico obstáculo para que Batasuna haga política es la violencia de ETA", que "ahoga la capacidad" que debería tener para hacer política.

Ibarretxe también mostró el apoyo del Gobierno y de todas las instituciones vascas a los empresarios, "un colectivo especialmente afectado por estas espantosas decisiones de ETA y su mundo". "Los empresarios de este país no nos tenéis detrás, nos tenéis al lado", indicó, para después asegurar que "hasta ahora hemos caminado juntos y en el futuro" también.

Asimismo, señaló que seguirán "adelante". "No nos van a quitar la alegría por seguir haciendo cosas, por seguir construyendo país, por conseguir la paz, por conseguir acuerdos políticos entre nosotros", señaló.

Insistió en que "si depositamos el hacer empresa, el hacer familia, el hacer política en lo que vaya a hacer ETA, lo tenemos claro", y pidió a los empresarios que tengan "la misma valentía, altura de miras, energía, e ilusión que durante tantos años" han mostrado a la hora de dirigir sus empresas.

Finalmente, Ibarretxe opinó que "uno de los graves problemas para no haber encontrado un camino para hacer la paz es que no hemos sido capaces de encontrar todavía personas con capacidad para resolver esto". En su opinión, eso es así porque "la guerra la puede hacer cualquier energúmeno, pero la paz necesariamente tenemos que hacerla personas".