Publicado 11/03/2022 14:05

IU celebra su foro interparlamentario para reforzarse y dar "la batalla cultural" ante la agenda de la "ultraderecha"

Archivo - Imagen del coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, durante el cierre de la Asamblea que ha aprobado su reelección al frente de la organización.
Archivo - Imagen del coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, durante el cierre de la Asamblea que ha aprobado su reelección al frente de la organización. - JOSÉ CAMÓ/IZQUIERDA UNIDA - Archivo

Alberto Garzón participará en esta conferencia que reúne a representantes institucionales de la formación

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

IU organiza este sábado su conferencia interparlamentaria, que reúne a su representación institucional en los territorios, para reforzarse y dar la "batalla por las ideas" para evitar que la agenda de la "extrema derecha" se extienda, ahora que Vox ha recalado en un Ejecutivo autonómico tras el acuerdo con el PP en Castilla y León.

En consecuencia, llama a articular un proyecto "serio y sólido" que esté "a la altura de las circunstancias", en el que IU será un "actor determinante" para frenar los postulados de la formación de Santiago Abascal en el ámbito social y cultural.

La formación celebra este sábado en la Comunidad Valenciana este encuentro, que retoma tras la pandemia del coronavirus, y que contará con la presencia de su coordinador federal y ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Para esta cita, la organización ha elaborado un documento base para canalizar el debate, al que ha tenido acceso Europa Press, con vistas a armonizar la acción institucional en un "momento histórico de emergencia democrática".

"CUESTIONAMIENTO DEL MARCO TERRITORIAL POR LA EXTREMA DERECHA"

De esta forma, IU analiza el escenario político con una crisis, marcada ahora por la guerra provocada por la invasión rusa a Ucrania como "última expresión" y que abrió la pandemia del coronavirus.

En el plano nacional, la formación percibe un "cuestionamiento del marco territorial" con el "ascenso de la extrema derecha", que por primera vez estará presente en un Gobierno autonómico en Castilla y León.

De esta forma, exhorta a combatir el "ruido" que genera Vox y que le permite desplegar su "agenda". Frente a ello, apela a definir una hoja de ruta para que el programa progresista se abra paso.

A su vez, desgrana que la presencia institucional no debe servir solo para demostrar su capacidad de gestión, sino reforzar el "posicionamiento político de la organización en el ámbito de la izquierda" y en el conjunto de la ciudadanía.

"No existe una dicotomía entre la sociedad civil o la calle y las instituciones, sino que todos los espacios conforman un mismo campo de batalla en el que en última instancia libramos una disputa permanente por la hegemonía", razona el documento.

De esta forma, defiende que el trabajo institucional debe servir para avanzar en mejoras sociales que permitan, a su vez, dejar impronta en el debate ideológico.

ECOLOGISMO Y FEMINISMO PADECEN LA OFENSIVA DE VOX

Para ello, define cinco ejes y entre los que figura afrontar la crisis climática como un "vector transversal" y evitar que la "propuesta ecofascista" de la "extrema derecha" se imponga. En este sentido, detecta que la política energética será el "campo de batalla más avanzado y más importante en los siguientes meses".

También apostará por continuar revalorizando los servicios públicos, como ya se inició en la pandemia, frente a la gestión autonómica del PP, que ha generado movilizaciones en defensa de la sanidad y educación "deteriorada" y que son la "avanzadilla" en la oposición a los Ejecutivos de la derecha.

También aprecia que, en el campo de la mejora de las condiciones de la mayoría social, la vivienda será un "campo de batalla fundamental".

A su vez, marca como esencial consolidar la gestión diferente de la crisis con respecto al modelo neoliberal de 2008, para lo cual la forma de desplegar los fondos de recuperación europeos debe ser "trascendental" para articular otro modelo productivo.

En esta línea, sitúa al feminismo como el movimiento social con mayor fuerza a nivel internacional, con un claro mensaje a favor de más igualdad y justicia, y alerta de que es uno de los "objetivos a batir de las guerras culturales de la extrema derecha".

"Estos ejes nos permiten desarrollar una acción política lo suficientemente amplia como para ahormar un proyecto de lucha institucional que, en última instancia, dibuje un proyecto de país más justo, más democrático y más igualitario. Esto es, republicano", diserta IU mediante este documento.

Más información