Actualizado 28/01/2012 18:57 CET

Juan María Uriarte cree que "la reacción condenatoria" del terrorismo de parte de la sociedad "fue tardía y pusilánime"

El obispo emérito de San Sebastián dice que las víctimas "no deben marcar la dirección política del Gobierno" en materia penitenciaria

BILBAO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha lamentado que "la reacción condenatoria" del terrorismo de parte de la sociedad vasca "fue tardía y pusilánime" y ha señalado que "unos cuantos partidos se posicionaron con nitidez en este tema sólo a partir del asesinato de Gregorio Ordóñez". Asimismo, ha señalado que las víctimas "no deben marcar la dirección política del Gobierno" en cuestiones penitenciarias.

En una entrevista concedida a El Correo, recogida por Europa Press, Uriarte considera también que "hay señales claras para pensar que el camino hacia la paz no tiene marcha atrás" y apunta que "aunque ETA lo intentara de nuevo no hallaría condiciones objetivas para ello".

A juicio de Uriarte, "la pesadilla se está acabando" y recuerda además que "la ley permite un espacio amplio para medidas penitenciarias que favorecerán el proceso de paz".

"El Gobierno necesitaría un gran acuerdo entre agentes políticos y sociales respecto de esas medidas porque eso lo blindaría ante algunos problemas que podrían proceder incluso de bastantes de sus electores", afirma.

Uriarte, que recuerda que "no es moralmente lo mismo el asesinato premeditado" de una persona que "la muerte trágica de quien prepara una bomba destinada a asesinar", considera necesario "hilar con finura ética al calificar como víctima a una persona y su entorno".

Respecto a la actitud de la sociedad vasca, afirma que colgarle el sambenito de que miró hacia otro lado mientras se producían asesinatos "sería injusto". No obstante, recuerda que "la reacción condenatoria de bastantes fue tardía y pusilánime".

En este sentido, subraya que "unos cuantos partidos se posicionaron con nitidez en este tema sólo a partir del asesinato de Gregorio Ordóñez". "El mismo Gobierno no mostró con las víctimas civiles durante mucho tiempo un reconocimiento temprano, práctico y reparador", añade.

Asimismo, y respecto a la posibilidad de que se ofrezcan indultos a presos de ETA, Uriarte considera que "es muy posible que las víctimas tengan serias dificultades para aceptar la concesión de algunos indultos".

"Su dolor es muy respetable y todo lo que se haga por repararlo será poco. Bien hará el Gobierno en escucharlas --en referencia a la víctimas--. Pero no son ellas quienes tienen que dictar sentencia ni marcar la dirección política del Gobierno", añade.