El juez del 9N aparta a Manos Limpias de la dirección de la acusación popular

Actualizado 03/05/2016 13:55:53 CET
Miguel Bernad (Manos Limpias)
EUROPA PRESS

BARCELONA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El juez del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que investiga la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014 ha apartado a Manos Limpias de la dirección de la acusación popular por su actuación unilateral al no haber consensuado con el resto de acusaciones durante todo el proceso judicial, con lo que seguirá en la acusación pero sin encabezarla.

En un auto recogido por Europa Press, la Sala Civil y Penal del TSJC ha decidido que sean el Sindicato Profesional de Policía y Unión Federal de Policía quienes ejerzan esta representación en esta causa --por haber sido los segundos en presentar la querella-- en la que se investiga al expresidente de la Generalitat Artur Mas, a la entonces vicepresidenta Joana Ortega y a la que era consellera de Enseñanza, Irene Rigau.

La intención del TSJC es que "la dirección letrada de la acusación popular consensue las líneas de actuación a seguir, así como el contenido de los escritos que presente y de las diligencias que interese".

La decisión judicial --que no tiene ninguna relación con la investigación de la Audiencia Nacional a Manos Limpias-- ha llegado después de las diversas quejas de las diferentes acusaciones populares del caso sobre cómo Manos Limpias estaba dirigiendo la acusación.

Por ejemplo, el Sindicato Profesional de la Policía, la Unión Federal de Policía y la Asociación Nacional del Arca Ibérica acusaron a Manos Limpias, en escritos remitidos al tribunal, de presentar escritos durante la instrucción del caso en su nombre sin que ellos tuvieran conocimiento.

El juez, al iniciar la investigación, había obligado a que las acusaciones populares actuasen bajo una única representación y dirección letrada, y ahora argumenta que esto "no puede significar que no puedan ponerse en conocimiento de los demás integrantes de la acusación popular las líneas de actuación, las estrategias y los borradores de los escritos".

NI CONSENSO NI REUNIONES

Lejos de coordinarse con el resto de las acusaciones --un total de cinco acusaciones--, Manos Limpias se limitó a tomar nota de las indicaciones que el resto le hacían por teléfono pero sin haber convocado reuniones, ni enviarles borradores y sin discutir el contenido de los escritos ni discutir las líneas de actuación a seguir.

"Parece reconocerse que el contenido material de los escritos es fruto único de la intervención del sindicato Manos Limpias, sin dar entrada en su génesis a las restantes acusaciones populares", concluye el juez.