El juez archivará esta semana el caso de los acompañantes de Puigdemont en Alemania al no ver delito de encubrimiento

El historiador Josep Lluís Alay (primero por la izquierda) llega a la Audiencia
Europa Press - Archivo
Publicado 28/10/2018 11:59:36CET

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Diego De Egea no encuentra indicios que acrediten que las cuatro personas que acompañaban al fugado expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, cuando fue detenido en Alemania el pasado mes de marzo, pudieran haber incurrido en un delito de encubrimiento y tiene previsto archivar la causa esta misma semana, según informan fuentes jurídicas a Europa Press.

Los investigados son los agentes de los Mossos d'Esquadra Xavier Goicoechea Fernández y Carlos de Pedro López, el profesor de la Universidad de Barcelona Josep Lluís Alay, y el empresario Josep María Matamala, que iban en el coche con el que Puigdemont trataba de regresar a Bruselas desde Finlandia cuando el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena reactivó la orden europea de detención contra él.

La Policía Nacional cursó denuncia contra los cuatro por un posible delito de encubrimiento, lo que motivó que la Fiscalía de la Audiencia Nacional incoase diligencias de investigación.

El caso recayó sobre De Egea, juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, que citó a los cuatro acompañantes a declarar el pasado 4 de junio. Matamala no se presentó y fuentes de su entorno alegaron que no había recibido la notificación judicial en su residencia, que está en Bélgica.

Por eso, si bien el juez archivará el caso para los otros tres acompañantes, mantendrá la reclamación que pesa sobre este empresario a fin de que sea localizado, notificado y se presente en la Audiencia Nacional para declarar por aquellos sucesos, según las mismas fuentes.

Durante aquel interrogatorio, tanto los dos agentes de los Mossos como Josep Lluís Alay --recientemente nombrado consejero por el presidente catalán Joaquim Torra--, aseguraron que acompañaban a Puigdemont a la Fiscalía belga porque se habían enterado de que Llarena había reactivado la orden de detención internacional contra él. Todos quedaron en libertad sin imposición de medidas cautelares.

Ahora, De Egea cerrará este asunto a falta de que declare Matamala. La Fiscalía de la Audiencia Nacional no ha sido requerida para presentar informe antes de decidir el archivo de la causa y puede recurrir a la Sala de lo Penal si discrepa con esta medida.