Actualizado 13/08/2008 16:05 CET

El juez decreta prisión incondicional para el agresor de Neira

 

 

   MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

   El juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda decretó hoy prisión incondicional sin fianza para el agresor del profesor universitario Jesús Neira, Antonio Puertas, que está acusado de homicidio en grado de tentativa, según informó el abogado de la acusación, Javier Castro.

   Puertas compareció esta mañana durante varias horas ante el juez  por la paliza que propinó el pasado 2 de agosto a Neira, quien se encuentra en coma tras sufrir un derrame cerebral y cuya situación médica ha empeorado en las últimas horas.

   Los hechos tuvieron lugar en las puertas de un Hotel Majadahonda, ubicado en el polígono El Carraledo de dicha localidad. Neira, de 55 años, observó cómo otro varón, Antonio Puertas, de 44 años, supuestamente pegaba a una mujer, por lo que fue a socorrerla. Entonces, cuando el profesor se dirigía al hotel para avisar a la Policía después de recriminarle su actitud, el presunto agresor le pegó un fuerte puñetazo por la espalda y, ya en el suelo, le pateó repetidamente.

   Minutos después, el Summa atendió a Neira, que tenía tres costillas rotas y múltiples hematomas. Según la versión de la familia, el hombre pasó por varios hospitales para conocer su situación. Ya en su casa, el día 6, tuvo un derrame cerebral y fue ingresado en el hospital Puerta de Hierro en estado crítico, en el que continúa actualmente. Por su parte, Puertas fue acusado en un principio por lesiones, hasta que anteayer la familia amplió la denuncia a tentativa de homicidio. Ese mismo día fue detenido en Alicante y además cuenta con otro procedimiento abierto por violencia de género en los juzgados de Aranjuez.

   El presunto agresor entró en las dependencias judiciales a las 10:20 horas de hoy, procedente de Alicante, con un carácter "alterado e intratable" según fuentes presenciales, y no comenzó a prestar declaración hasta las 12:15 horas, ya que el juez esperaba los informes médicos de la víctima.

   Puertas se encuentra en estos momentos en una cárcel de la Comunidad de Madrid de forma preventiva a la espera de juicio o de nuevas diligencias, aunque el magistrado de la acusación señaló que probablemente no tendrá que volver a declarar ante los juzgados hasta el juicio. El magistrado que lleva el caso, que sustituye este mes a la jueza titular de este Juzgado de Majadahonda, no ha decretado secreto de sumario.

   En el sistema jurídico español, la prisión provisional está excluida si el máximo de la pena prevista para el hecho imputado no supera los dos años de prisión, salvo excepciones, y además sólo se da en los casos que el imputado se sustraiga a la acción de la justicia; que oculte, altere o destruya pruebas; o que el imputado cometa nuevos hechos delictivos. Por tanto, todo apunta que en el caso de Neria el juez pudo acogerse al primer o tercer supuesto.

   Después de la declaración del acusado, que abandonó el Juzgado a las 15.30 horas en un coche policial, el abogado de la familia del agredido, Javier Castro, habló con los periodistas; mientras que los magistrados de la defensa rehusaron hacer declaraciones.

   Castro aseguró que tanto la familia y amigos como el propio Neria, como profesor de Teoría del Estado y de Ciencia Política, "siempre ha confiado en la Justicia y la ha considerado como pilar fundamental del Estado y requisito indispensable para hablar de la existencia del Estado de Derecho".

   "Confiamos claramente en la Justicia para que se aclare todo lo que ha sucedido en torno a las lesiones gravísimas de Jesús y estamos convencidos que se va a aclarar todo y que se va a hacer Justicia. Gracias a Dios está funcionando y nosotros estamos muy agradecidos", señaló.

   Castro afirmó que este caso es "complejo" y presenta "muchas derivadas" e incidió en que la única víctima de este suceso es Jesús Neria y su familia y sólo hay un agresor, aparte "de la posible negligencia derivada de la mala actuación de determinados hospitales en la Comunidad de Madrid".

   "Todo lo demás consideramos que no es lo importante de esta historia, aún teniendo relación con ella", dijo el abogado de la acusación, que pidió a la prensa que se centre en los "hechos objetivos" y que intente eliminar lo ajeno a los mismos "porque no es de su correspondencia y no es lo que se va a juzgar aquí", en referencia al otro procedimiento que se sigue contra Puerta por violencia de género.

   EL AGRESOR NO HA NEGADO LOS HECHOS

   Por otro lado, Castro no quiso valorar la posible victimización del agresor ni eximentes de enfermedad, enajenación transitoria o adición a las drogas que supuestamente ha alegado la defensa del ahora arrestado.

   "La defensa tiene derecho a argumentar lo que le interese e incluso el acusado tiene derecho a mentir en un procedimiento penal, que es un derecho constitucional. Nosotros no vamos a entrar en ese cruce de declaraciones. El hecho de que una persona haya consumido droga, fuera politoxicómano o diabética, no significa nada a la hora de valorar la responsabilidad penal, porque hay que tener en cuenta otra serie de criterios para conocer si era consciente de lo que hacía", agregó

   Además, señaló que Puertas "no ha negado en ningún momento los hechos", ni ahora ni en su primera detención, el mismo día de la paliza. Así, reiteró que las decisiones judiciales "están clarísimas" y todos los hechos y datos que ha transmitido "coinciden con lo que ha sucedido y las actuaciones judiciales que quedan por desarrollar van en la misma línea".

   Respecto a la intencionalidad de Puertas, Castro manifestó que "era perfectamente consciente de lo que está haciendo y actuó con una conducta dolosa porque quería causar el máximo daño y lesiones a Jesús Neira". "Su situación es crítica, lo que puede demostrar su intencionalidad", precisó.

   LAS PRUEBAS

   Por otro lado, el magistrado de la defensa indicó que para presentar los hechos ante el juez se han basado en las filmaciones del hotel, "unos fotogramas que reflejan que existe una agresión brutal por parte de una persona contra Jesús, que le golpea por la parte de atrás y en la cara, cae al suelo y le sigue siendo golpeado".

   No obstante, Castro no aclaró si en las misma imágenes consta el supuesto maltrato de Puertas a su novia, pero señaló que todos los testimonios de los testigos coinciden en esta idea. "¿Hasta qué punto uno considera una agresión empujar o tener una discusión violenta, tirarla de los pelos a una mujer?. Creo que hay una protocolo en el Ministerio de Igualdad que determinará lo que pueda ser un acoso o una agresión; nosotros no somos quienes para hacerlo", apostilló.

   Por último, comunicó que la situación médica de Jesús "no es estable ni buena" y que su cuadro clínica "ha empeorado en los últimos días". Asimismo, pidió que se deje descansar a su mujer, Isabel Cepeda, porque las últimas noticias que está conociendo "no son buenas". Según el parte médico dado a conocer hoy, el profesor se encuentra en coma inducido, sedado y con respiración asistida.