El juzgado de Vigilancia Penitenciaria anula un cacheo integral de Villarejo que "vulneró su derecho a la intimidad"

Publicado 12/06/2019 12:37:28CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria ha anulado el cacheo integral al que fue sometido en la cárcel de Estremera el comisario jubilado José Manuel Villarejo el pasado 26 de noviembre tras un 'vis a vis' con su mujer por entender que se "vulneró su derecho a la intimidad personal" al no estar suficientemente justificada la orden por la que se llevó a cabo.

En un auto dictado el pasado 28 de mayo al que ha tenido acceso Europa Press, la juez da la razón así a Villarejo, cuyo letrado, José Antonio García Cabrera recurrió aquel cacheo que derivó en un incidente durante el que el excomisario se despachó a gritos contra los funcionarios, llegó a pedir que llamasen al ministro del Interior y se acabó golpeando contra una pared.

Según expone la resolución, dictada por el Juzgado Central de Menores en funciones de Vigilancia Penitenciaria, la orden está fundada "en una genérica y estereotipada fórmula de 'sospecha de introducir un teléfono móvil y dinero tras comunicación especial' sin especificar el motivo concreto que pudiera amparar tales sospechas", como antecedentes o incidentes previos que estuvieran relacionados.

"Se omitieron los motivos de seguridad concretos y específicos que determinaron la necesidad del cacheo integral, sin que dicha omisión pueda quedar subsanada mediante informe posterior de la Administración Penitenciaria", dice el auto, para explicar que en ese informe "tampoco se ha aportado mayor motivación ni la concurrencia de circunstancias concretas que dieron origen a la sospecha".

NO HUBO ABUSO DE LOS FUNCIONARIOS

La juez añade que un teléfono móvil "es susceptible de ser detectado fácilmente por medios electrónicos al tener componentes metálicos, lo que pone en cuestión la exigencia del principio de necesidad" para llevar a cabo una medida como esta y "máxime cuando también existe la posibilidad del cacheo corporal por palpación y revisión de las prendas de ropa".

Asimismo, pone de manifiesto que "no consta comunicación alguna" con el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, "por lo que debe concluirse que la realización del cacheo integral no se puso en conocimiento de la Autoridad Judicial", razón que suma a las anteriores para declararlo nulo y concluir que se "vulneró el derecho a la intimidad personal" de Villarejo.

No obstante, descarta que se produjera un trato inadecuado o abusivo por parte de los funcionarios del centro penitenciario tal y como denunciaba el comisario, ya que "no existen datos ni elementos concretos que hagan verosímiles tales alegaciones que quedan reducidas a simples manifestaciones del interno sin refrendo probatorio", de modo que "la presunción debe operar en favor de la actuación correcta y respetuosa de los funcionarios".

Villarejo se encuentra en la cárcel de Estremera desde noviembre de 2017, cuando fue detenido sospechoso entre otros delitos, de organización criminal, extorsión y cohecho por las actividades que ha estado desempeñando durante años abusando de su posición como miembro de la Policía Nacional y aprovechándose de los recursos más sensibles del Estado, de acuerdo a los investigadores.

Contador

Para leer más