Actualizado 27/02/2012 14:57 CET

Lara minimiza la absolución de Garzón porque "ya lo han quitado de la circulación"

Cayo Lara En Rueda De Prensa Con Adolfo Barrena
EUROPA PRESS

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, considera que la absolución de Baltasar Garzón en la causa del franquismo "es una buena noticia para la memoria histórica", pero recalca que al juez "ya lo han quitado de la circulación".

En una rueda de prensa en la sede de la organización, Lara ha reconocido que la decisión anunciada este lunes por el Tribunal Supremo "no es una sorpresa". A este respecto, ha explicado que tras la condena recibida por Garzón de 11 años de inhabilitación por las escuchas a la trama Gürtel era "innecesario" condenarle nuevamente.

"Han conseguido el objetivo que algunos pretendían, que era apartar a Garzón porque se había metido en dos casos gravísimos", ha dicho, haciendo alusión a "la lucha contra la (trama) Gürtel" y "desempolvar la memoria histórica".

Lara ha mencionado también la causa contra Garzón por los presuntos pagos recibidos del Banco Santander durante su estancia en Nueva York, a la que se ha referido como "la coletilla" o "el chocolate del loro". No obstante, ha señalado el hecho de que "sobre Garzón se estableció un triángulo", en alusión a las tres causas paralelas que ha descrito como una "singularidad" que no se había dado "en toda la historia judicial española".

El líder de IU ha señalado que como consecuencia de la decisión del Tribunal Supremos queda abierta la causa de las desapariciones durante el franquismo. "Esperemos que pueda haber algún juez valiente más en este país que se atreva a enfrentarse a la Gürtel y a la memoria histórica", ha manifestado.

En la misma línea ha reaccionado a la noticia el diputado de IU Gaspar Llamazares a través de Twitter. "Los tres juicios a Garzón se resumen en una condena e inhabilitación prejuzgadas", ha señalado en un 'tweet'.

A juicio de Llamazares, "conseguido el objetivo de inhabilitar al juez Garzón, el Tribunal Supremo se pone de lado frente a la crítica internacional". "No acato ni respeto", ha aseverado, como hizo tras conocer la condena de inhabilitación a Garzón.