Actualizado 07/10/2015 14:58 CET

Las librerías podrán solicitar a partir de diciembre el Sello de Calidad, renovable cada tres años

Cultura y la Asociación de Cámaras del Libro ponen en marcha esta iniciativa

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Asociación de Cámaras del Libro han puesto en marcha el Sello de Calidad de Librerías, que los establecimientos de todo el país podrán solicitar a partir del próximo mes de diciembre y que se renovará cada tres años.

El director general de Política e Industrias Culturales y del Libro, José Pascual Marco Martínez, ha indicado este miércoles durante su presentación, en el marco de la Feria Internacional del Libro LIBER que con esta iniciativa se pretende reactivar el canal minorista librero.

Para conseguir este sello, se deberán cumplir unos requisitos mínimos, tales como la condición de que la venta de libros ha de representar un mínimo del 60 por ciento de la facturación total, el establecimiento ha de permanecer abierto un mínimo de 10 meses al año, o unas existencias mínimas de 6.000 referencias distintas en el caso de librerías generalistas o 2.500 para librerías especializadas.

Asimismo, se debe disponer de un servicio de envío a domicilio de productos; la librería debe tener una página web, bitácora o estar presente en redes sociales de forma activa; la superficie de la sala de ventas de la librería debe ser superior a 40 metros cuadrados útiles; o la formación y experiencia por parte del personal de la librería.

Además, se establecen unos requisitos adicionales puntuables, en los que se ha de conseguir un mínimo de un 50 por ciento en cada criterio de valoración y la puntuación obtenida sumando todos los criterios deberá ser igual o superior a 130 puntos.

En este apartado, se tienen cuenta aspectos como el número de ejemplares del fondo de la librería, el número de editoriales, la edición en lenguas cooficiales y autores locales, la presencia en Internet y en las redes sociales sobre libros y lecturas, la medición de satisfacción, la celebración y participación en el Día del Libro y otros detalles como el uso de bolsas ecológicas o el número de eventos culturales organizados.

Marco Martínez ha indicado que cada tres años habrá que "reevaluar" a estas librerías, aunque ha precisado que no quieren que se convierta en un sistema "burocrático" ni quieren plantear un modelo al que las librerías tengan que amoldarse, sino plantear un "marco de referencia de excelencia que evolucionará según lo que los libreros piensen".

"RENOVACIÓN Y MEJORA PERMANENTE"

El secretario de la Federación de Gremios de Editores de España, Antonio María Ávila, ha explicado en declaraciones a los medios que en España hay alrededor de 200 y 250 librerías que pueden cumplir el conjunto de los requisitos para acceder a este sello, entre las que ha citado algunos ejemplos como las librerías Alberti, Antonio Machado o la Casa del Libro.

Según ha explicado, este sello se ha pensado como un "instrumento para permitir la renovación y la mejora permanente". Además, ve "importante" la firma de un convenio entre Cultura y el ICO para facilitar créditos más baratos porque, tal y como ha indicado, los problemas muchas veces se deben a la "falta de capital para proyectos de renovación, tanto tecnológica como sucesión generacional o cambio localización".

Ávila ha señalado que el sistema de puntos se ha pensado de manera pedagógica y que la web permitirá la autoevaluación, tras lo cual espera que las librerías soliciten este sello. Según sus cálculos, cree que alrededor de 15 o 20 establecimientos solicitarán esta acreditación.

El presidente de la Asociación de Cámaras del Libro de España, Daniel Fernández, ha señalado que este es un "primer fruto modesto del famoso Plan Integral del Fomento a la Lectura" y ha advertido de que "un país que pierde sus librerías está perdiendo su futuro". "Es la farmacia de guardia del sector de la cultura", ha señalado.

En cuanto al sello, ha señalado que esto no es solo un reconocimiento, sino que espera que sirva para que la Administración compre en estas librerías y se atienda al fondo que está "desapareciendo", algo que, según ha afirmado, les preocupa.