Maíllo vence a la ministra Sira Rego en las primarias para la dirección de IU y será el líder de la formación

871098.1.260.149.20240514143524
Vídeo de la noticia
Archivo - Antonio Maíllo en una foto de archivo - Jesús Prieto - Europa Press - Archivo
Actualizado: martes, 14 mayo 2024 15:00

Logra la mayoría de la Coordinadora Federal que proclamará el domingo al coordinador federal que releva a Alberto Garzón

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El excoordinador de IU en Andalucía Antonio Maíllo se ha impuesto con claridad a la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, en las primarias para el liderazgo de la formación, al obtener su lista el 53,4% de los votos emitidos por los militantes (4.463 sufragios) para el grueso del máximo órgano de dirección de la formación.

Rego, que es el principal institucional de IU, se ha quedado a una distancia considerable de Maíllo al cosechar su candidatura el 23,4% de apoyo militante (1.957), durante unas votaciones celebradas la semana pasada y que la organización ha difundido hoy, en las que participaron 8.350 afiliados (el 52,05% de los más de 16.000 militantes llamados a depositar el sufragio). Por tanto, se ha registrado una subida del 11,8% de las bases de IU que han votado en las primarias con respecto al proceso congresual de 2021.

Por detrás se sitúa la lista del coordinador de IU Madrid, Álvaro Aguilera, tras lograr el 14,1% (1.178) votos de los militantes y el representante del sector crítico a la dirección saliente José Antonio García Rubio, con el 8,3%% (696) del sufragio emitido. Ambos aspirantes habían cuestionado abiertamente la confluencia con Sumar.

Dado que la designación del líder de IU se realiza de forma indirecta mediante votación el próximo domingo de la Coordinadora Federal, la organización despliega primarias en el marco de su asamblea federal de este fin de semana para que las bases decidan el peso entre las diferentes listas de los 80 miembros iniciales del máximo órgano ejecutivo.

Así, de cara al domingo, Maíllo cuenta con la mayoría de los integrantes electos para proclamarse líder de la formación frente a los otros sectores y ya ha manifestado su intención de lograr una ejecutiva de integación, apelando sobre todo a Rego quien, a su vez, se ha puesto a su disposición para construir una organización cohesionada.

Por otro lado, los afiliados han aprobado el documento político y organizativo presentado por de la dirección saliente (en la que se referenciaban las listas de Rego y Maíllo) con un 62,4% (4.329 votos) mientras que la propuesta de ponencia alternativa (impulsada por Aguilera) se queda en el 25,1% de apoyos (1.743) mientas que han votado en blanco el 12,5% de los militantes que han participado.

RELACIÓN CON SUMAR

IU ha encarado un proceso de confrontación entre los diferentes sectores, repartidos en cuatro candidaturas, al fracasar los intentos de consensuar una candidatura de unidad para renovar su dirección como se marcó inicialmente la comisión preparatoria de la asamblea federal.

Una asamblea de clarificación, como se había denominado por parte de varios candidatos, para determinar no solo la cuestión del liderazgo y la composición de la ejecutiva, sino para pronunciarse también sobre el papel de IU en Sumar tras las tensiones vividas, sobre todo a raíz de la negociación para la candidatura de las europeas. El profundo malestar interno por tener solo el cuarto puesto de la lista al 9-J llevó a suspender su presencia en los órganos de dirección del proyecto liderado por Yolanda Díaz.

Precisamente en el debate plenario de la asamblea este fin de semana se abordará este asunto en el debate de la ponencia política y organizativa, dado que hay una emienda relativa a Sumar. Así, se determinará si se apuesta por una relación de mera coalición o mayor implicación orgánica en Sumar. Esta mañana, Maíllo ha destacado que IU tiene que ser protagonistas en frentes amplios a la izquierda, no solo electorales.

MAÍLLO GANA EL PULSO

La ejecutiva saliente, que en la anterior asamblea confluyeron con Garzón y congregó el 80% del respaldo de la organización, se fracturó entre los partidarios de Maíllo y la ministra de Juventud tras meses de negociaciones infructuosas para una lista conjunta.

En esa pugna la militancia se ha decantado mayoritariamente por el exlíder andaluz, que se postuló en respuesta a la candidatura de la ministra contaba con el respaldo de la dirección del PCE (con su secretario general Enrique Santiago en su lista), miembros de la ejecutiva como la coportavoz Amanda Meyer, el eurodiputado Manu Pineda y con apoyo destacado de dos de las federaciones con más peso en afiliación: Andalucía y Asturias.

Además, contaba con el respaldo de los coordinadores autonómicos de Canarias, Cataluña, Baleares, Extremadura, Euskadi y de la federación de IU en el Exterior.

De esta forma, Antonio Maíllo regresa a la primera línea política tras renunciar en 2019 como coordinador de IU en Andalucía, cargo que ostentaba desde 2013 y regresar a su puesto de profesor de secundaria, actividad profesional que sigue ejerciendo. Ahora, su victoria vuelve a situar al PCE y sobre todo a la federación andaluza, la más importante, como referentes de la organización.

Partidario de confluencias amplias en la izquierda, primero con Podemos en 2019 en el caso andaluz (con la marca Adelanta Andalucía) y ahora con Sumar, Maíllo ha desplegado un discurso basado en potenciar el contacto de la dirección de IU con la militancia y la calle, así como desplegar una política para las "periferias".

GOLPE PARA SIRA REGO

Mientras, el resultado supone un golpe para Sira Rego, ministra por la cuota de Sumar y cercana al excoordinador Alberto Garzón, que trató in extremis de llegar a un pacto con el equipo de Maíllo y estaba arropada por los coordinadores de la Comunidad Valenciana, Aragón, Murcia, Castilla La Mancha y La Rioja.

Ahora, ambos sectores quedan emplazados a negociar la composición de la nueva Ejecutiva y Maíllo ya manifestó durante la campaña para las primarias que abogaba por la continuidad de Sira Rego como ministra en caso de alzarse con la victoria en este proceso congresual.

Tras la asamblea la Coordinadora Federal será completada hasta los 130 miembros para incluir a representantes designados por las federaciones, los partidos federados en IU y miembros natos como los coordinadores autonómicos.

Con esa composición definitiva durante su primera reunión tendrá que volver a refrendar la elección de coordinador, pero no se prevén cambios dado que se suele reproducir las proporciones emanadas de estas primarias.

Contador

Leer más acerca de: