Publicado 16/04/2021 11:02CET

Mañueco pide la Conferencia de Presidentes para llegar a un "punto de equilibrio"

VALLADOLID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha vuelto a reclamar al jefe del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez, que convoque una conferencia de presidentes para hablar de forma específica sobre el coronavirus ya que, según ha reprochado, este foro no se reúne para este asunto desde el pasado 31 de julio.

"Yo no sé qué va a ocurrir dentro de un mes pero creo que es importante que el presidente del Gobierno de España ejerza su responsabilidad, de la que le hemos visto bastante alejado desde el verano", ha manifestado en concreto Fernández Mañueco que ha recordado que todavía hay tres semanas por delante hasta el 9 de mayo, cuando expira el vigente estado de alarma, para que el jefe del Ejecutivo ejerza la cogobernanza que proclama con el objetivo último de llegar a "un punto de equilibrio" entre todos.

En una entrevista en el programa 'Hoy por Hoy' de la Cadena Ser que se celebra este viernes desde la Villa del Libro de Urueña (Valladolid), Fernández Mañueco ha recordado una vez más que la Junta de Castilla y León ha apostado siempre por la articulación de una "legislación ordinaria intermedia" entre la legislación sanitaria actual, "insuficiente" y "superada por las circunstancias" y la "excepcionalidad" del estado de alarma, que, según ha admitido, puede ser "excesivo" por lo que supone de restricción de derechos y libertades.

El presidente de la Junta se ha mostrado convencido a este respecto de que esa legislación ordinaria intermedia daría a las comunidades autónomas "instrumentos jurídicos adecuados" para actuar frente a posibles repuntes de la enfermedad con rapidez y con eficacia.

Preguntado sobre si se podrá controlar la pandemia del coronavirus sin la situación de estado de alarma que expira el 9 de mayo, Fernández Mañueco ha reconocido que es la duda y la pregunta que se están haciendo todos los dirigentes autonómicos en estos momentos por lo que ha insistido en la "importancia" de que Sánchez convoque a los presidentes a lo que ha añadido la necesidad de que haga extensivo ese diálogo con las comunidades autónomas a las fuerzas representadas en el Parlamento.

El objetivo, ha reivindicado el presidente de la Junta de Castilla y León, debe ser "analizar entre todos" qué hacer tras el 9 de mayo, toda vez que el país lleva trece meses enfrentando una pandemia de los que nueve han transcurrido con la fórmula del estado de alarma en distintas circunstancias y condiciones.

Por otro lado, preguntado por su relación con la vecina Madrid, gobernada por su compañera de partido Isabel Díaz Ayuso, Fernández Mañueco no ha dudado al afirmar que para Castilla y León tener al lado a la comunidad madrileña es "un privilegio, un honor y un orgullo" y ha puesto como ejemplo que localidades como Urueña viven del turismo madrileño.

"Es una oportunidad y una realidad", ha añadido para expresar su apoyo y respeto a todas las medidas que han adoptado todos los gobiernos autonómicos ya que, según ha defendido, cada uno tiene unas peculiaridades, unas "circunstancias diferentes" y unas "realidades no comparables", como ocurre en el caso concreto de Madrid y Castilla y León que han llevado a tomar "medidas distintas" pero con el objetivo común de buscar el equilibrio entre la salud y la economía.

"Ayuso y yo buscamos lo mismo, el equilibrio entre la salud y la economía. Si no hay seguridad sanitaria no hay reactivación económica y eso es lo que buscamos los dos, cada uno desde una realidad distinta", ha explicado el presidente de la Junta que ha situado su mayor deseo en superar la pandemia "lo antes posible" con la vacuna "como puerta a la esperanza".

En el caso concreto de Castilla y León, ha explicado que la Comunidad está en estos momentos en la media de incidencia de coronavirus con unas cifras "aceptables y razonables" en casos y un "lugar de privilegio" en porcentaje de personas vacunadas con las dos dosis y con la primera, que ha llegado a una de cada cuatro habitantes. "Vacuna que se nos traslada por parte del Gobierno de España, vacuna que inoculamos a la población", ha aseverado.

"Ese es nuestro objetivo, inocular con la primera dosis al mayor número posible de personas porque nos abre la puerta a la esperanza", ha concluido el presidente en un último llamamiento a la población a la tranquilidad y también a la prudencia para "no bajar la guardia" porque "el virus está ahí todavía".

Contador