Maragall confía en que el presidente de Flandes se reúna con la embajadora en Bélgica y haga rectificar al Gobierno

Actualizado 19/10/2018 13:54:56 CET

BRUSELAS, 19 (EUROPA PRESS)

El consejero catalán de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Ernest Maragall, ha asegurado este viernes que confía en que el presidente de Flandes, Geert Bourgeois, pueda reunirse próximamente con la embajadora española en Bélgica, Beatriz Larrotcha, y que este encuentro se convierta en "una oportunidad" para que el Gobierno "rectifique" y devuelva el estatus diplomático al delegado flamenco en España.

"Creo que es bueno que se pudiera dar este contacto directo y personal con la embajadora española" en Bélgica, ha dicho Maragall en rueda de prensa en la delegación de la Generalitat catalana en Bruselas. "Esta representación entiende que es absurda la situación que se ha producido" por lo que ha insistido en que la posible reunión, que no ha sido confirmada, pueda servir al Gobierno como "una oportunidad de rectificar".

En ese sentido, Maragall ha destacado la "inteligencia, serenidad y ponderación" que según él caracteriza al presidente flamenco, por lo que cree que "es difícil no hacerle caso" y por tanto espera que el encuentro, que ya "estudia" la embajada en Bélgica, pueda servir al Gobierno para cambiar de parecer.

Así, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, estaría intentando "poner puertas al campo" al retirar el estatus diplomático del delegado de Flandes en Madrid, según el consejero catalán, ya que Europa es mucho más que "la pura suma de Estados que se protegen mutuamente" y hay que tener en cuenta "los intereses perfectamente respetables" de las distintas administraciones locales y regionales.

No obstante, Maragall ha vuelto a recordar tras reunirse durante algo más de una hora en la capital comunitaria con el presidente de Flandes que el Gobierno catalán y el flamenco ya trabajan para "fortalecer las relaciones" entre ambas regiones como respuesta a la decisión del Ejecutivo.

POSIBLE QUEJA AL GOBIERNO

Por último, el consejero catalán ha asegurado que la Generalitat "estudiará una posible queja" al Ejecutivo tras la polémica surgida por una exposición sobre arquitectura, inaugurada este jueves en la Universidad Libre de Bruselas, y en la que debía pronunciar un discurso el exconsejero de Cultura, Lluis Puig, actualmente huído de la Justicia española.

Puig ha denunciado que la embajada española en Bélgica "vetó" su participación en el evento al pedir a la universidad que le retirase la posibilidad de pronunciar su discurso, si bien fuentes de la representación han asegurado que nadie ha impedido que el exconsejero inaugurase la exposición y que fue el decano de la facultad de arquitectura, Pablo Lhoa, quien tomó la decisión de que finalmente no hubiera discursos durante el acto.

POLÉMICA POR DECLARACIONES CONTRA ESPAÑA

Borrell convocó el martes por tercera vez desde el inicio de esta polémica al embajador belga en Madrid para pedir explicaciones por las continuadas "descalificaciones" del presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans, y en concreto por una carta que envió a la expresidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, en la que ponía en duda que España cumpliera con los "estándares democráticos" de la UE.

También le notificó la retirada del estatus diplomático a Hebbelinck y le advirtió de que no acreditará en lo sucesivo a ninguna persona para desempeñar este puesto.