Margallo reta a Villalobos a hacer un debate sobre las primarias ante la ausencia de uno entre Casado y Santamaría

Joan Tardá y Margallo hablan en el Congreso
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/07/2018 13:04:20CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diputado y exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha retado este lunes a mantener un debate con la también exministra Celia Villalobos como representantes de las dos candidaturas en las primarias del PP, ya que finalmente se ha descartado un debate entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado.

"Estaré encantado de debatir con mi compañera sobre lo que las dos candidaturas representan", ha señalado García-Margallo en declaraciones en LaSexta, recogidas por Europa Press, sobre la posibilidad de protagonizar un cara a cara en una cadena privada.

Preguntado por sí se integraría en la Ejecutiva de Casado si sale ganador el próximo sábado, ha señalado que es "la última de las cuestiones que se ha planteado", aunque ha apuntado que si quiere incluirle él estará comprometido.

Sobre el polémico vídeo que crítica la capacidad de regeneración de Santamaría, Margallo entiende que es una "consecuencia" de haber "hurtado" a los militantes el debate de fondo sobre grandes cuestiones. "Si estuviésemos hablando de la reforma de la Constitución o de las pensiones, probablemente no llamaría la atención tanto este video", ha alegado el diputado 'popular'.

EL PP, COMO PERÚ EN LA ÉPOCA DE PIZARRO

Para el exministro de Exteriores el PP se encuentra "como Perú en la época del conquistador Francisco Pizarro" y tiene que escoger entre "la continuidad de la políticas que han llevado a la moción y a la caída de las elecciones" o "dar un golpe y hacer una revolución tranquila".

Según Margallo esta revolución se tiene que basar, por un lado, en la refundación del PP para "devolverlo a los militantes" y, por otro, en la regeneración de España que sirva para ir "encajando" la cuestión catalana.

ENTREGA DE PUIGDEMONT

Y con respecto a la entrega del expresident Carles Puigdemont por parte de Alemania, Margallo ha apuntado que le "chocó" el optimismo con el que se vio la detención de Puigdemont en suelo alemán. "Me chocó cuando hicieron sonar las campanas, fue la peor opción. Esto se debería haberse resuelto tomándose un café con el ministro de Exteriores alemán", ha insistido.

A este respecto, ha recordado que Alemania tiene una ley "muy garantista" y que en 2004 cuando traspusieron la norma señalaron que jamás se entregaría a un país que desconociera sus derechos. "Esto era poco claro", ha resumido Margallo.