María San Gil regresa a la política tras vencer al cáncer de mama

Actualizado 01/08/2007 23:44:18 CET

SAN SEBASTIÁN/MADRID, 1 Ago. (OTR/PRESS) -

Prometió volver pronto a la arena política, y ha cumplido su palabra. Cuando todavía no se han cumplido cuatro meses desde que anunciara su retirada temporal de la vida pública aquejada de un carcinoma, la presidenta del PP vasco, María San Gil, anunció hoy su regreso a la actividad política después de haberse recuperado "satisfactoriamente" de su dolencia.

A través de un comunicado, el PP anunció el "total restablecimiento" de San Gil, que ha respondido de forma satisfactoria al tratamiento para combatir el carcinoma que se le detectó hace cuatro meses. "San Gil ha afrontado con decisión el tratamiento médico y hoy es el día en el que felizmente su total recuperación es un hecho", señaló el PP.

La presidenta del PP vasco comparecerá mañana ante los medios, a las once de la mañana en la sede del PP en San Sebastián, para valorar la situación política vasca. Con esta comparecencia, San Gil retoma la actividad política que dejó aparcada el pasado 18 de abril cuando un cáncer de mama, del que ya se había operado satisfactoriamente, motivó el abandono temporal de sus responsabilidades al frente de los populares vascos.

Esto motivó que no participara en ningún acto de la campaña electoral de los comicios municipales y forales del pasado 27 de mayo convirtiéndose así en la gran ausente de la cita electoral. Pero confiaba en que, en su ausencia, el PP obtendría "unos magníficos resultados" en la pasada cita electoral.

OPTIMISMO REAFIRMADO

En aquella emotiva comparecencia ante los medios de comunicación, en la que estuvo acompañada por los dirigentes del PP Leopoldo Barreda y María José Usandizaga, San Gil señaló que decidió hacer pública su enfermedad para acabar con los "rumores y las especulaciones" que se habían desatado.

Además, se mostró muy optimista respecto a su evolución al afirmar que su carcinoma "tiene un magnífico pronóstico" y que los doctores le han dicho que hay un "cien por cien" de posibilidades de curación. "Me ha dicho el médico que hay un cien por cien de curación en este tipo de casos", afirmó San Gil. Y el tiempo ha dado la razón al optimismo de la paciente y al buen pronóstico de los facultativos.