Actualizado 06/06/2007 22:12 CET

Marín quiere 'bautizar' salas de reuniones del Congreso con los nombres de los ponentes de la Constitución

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, quiere dar el nombre de los ponentes de la Constitución de 1978 a las salas de reuniones de la última ampliación de la sede parlamentaria, un gesto que se enmarcaría en el homenaje que las Cortes brindarán a los primeros parlamentarios de la democracia con motivo del trigésimo aniversario de las elecciones de 1977.

Ese 'homenaje' tiene como acto central la ceremonia que presidirán los Reyes el próximo día 14 y que ha suscitado la polémica en el Congreso porque el PP rechaza que se incluya un discurso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

HOMENAJE EN LA CALLE.

Según se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias, el acto del día 14 se ha diseñado como un homenaje multitudinario a aquellos parlamentarios, pues se ha cursado un millar de invitaciones y su escenario no será el hemiciclo, sino la fachada de la Puerta de los Leones, en la madrileña Carrera de San Jerónimo.

La previsión inicial incluye unas palabras del Rey, del presidente del Congreso y del presidente del Gobierno, así como la entrega de una placa a aquellos diputados y senadores que fueron elegidos en junio de 1977 y que aprobaron el proyecto de Constitución que después refrendaron los ciudadanos en diciembre de 1978.

Lo que pretendía ser un reconocimiento de las Cortes, con la Corona y el Gobierno, a aquellos parlamentarios se transformó ayer en polémica después de que el PP pidiera explicaciones en la Junta de Portavoces del Congreso por la inclusión de las palabras de José Luis Rodríguez Zapatero.

MARÍN NO QUIERE EMPAÑAR EL RECONOMIENTO.

Marín desearía mantener el diseño inicial del acto, pero ha puesto en conocimiento de la Casa del Rey y del Palacio de la Moncloa los recelos del PP para tratar de tomar una decisión que mantenga el espíritu de homenaje, sin conflictos partidistas.

Junto con el acto del día 14, el presidente del Congreso ya ha esbozado a sus compañeros de la Mesa de la Cámara otras de sus propuestas para rendir un homenaje específico a los diputados de 1977 que redactaron la Carta Magna de 1978, los llamados 'padres de la Constitución'.

Su pretensión es encargar un cuadro que retratase a los siete ponentes con su imagen de entonces, que quedaría expuesto en la Cámara, y poner sus nombres a las salas de la última ampliación del Congreso que aún se identifican sólo con números.

De esos siete 'Padres de la Constitución' sólo se mantiene en el Congreso Gabriel Cisneros, hoy diputado del PP y entonces uno de los ponentes de la UCD, mientras que Manuel Fraga, líder de Alianza Popular en 1977, es actualmente senador del PP tras años presidiendo la Xunta de Galicia. El resto están retirados de la vida política: Miquel Roca (CiU), Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (UCD), Gregorio Peces Barba (PSOE), Jordi Solé Tura (PCE), y José Pedro Pérez Llorca (UCD).