Marlaska acepta que Prisiones sí estará en el calendario de transferencias que van a negociar con el País Vasco

Presentación en Bilbao de la declaración sobre “Derechos Humanos en Entornos Dig
H. Bilbao/EUROPA PRESS
Publicado 26/11/2018 13:44:34CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha mostrado convencido de que la reunión bilateral de este lunes entre el Gobierno y el País Vasco fijará "perfectamente" el calendario de transferencia de competencias, incluida la de prisiones que reclama el Ejecutivo de Iñigo Urkullu de acuerdo al Estatuto de Gernika.

Preguntado por la prensa sobre esta cuestión en un acto de imposición de medallas al mérito de la protección civil, Marlaska se ha remitido a la reunión de la Comisión Mixta que preside la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, y que se celebra este mismo lunes, "después de que no se reuniera desde hace siete años, hay que decirlo claramente", ha observado.

Es en dicho foro donde, según Marlaska, "se establecerá perfectamente el calendario para abordar las transferencias que queden pendientes con el País Vasco, todas y cada una de ellas serán abordadas en el marco que establezcan ambos interlocutores".

Marlaska negó este domingo descoordinación dentro del Gobierno y con el Ejecutivo vasco sobre el traspaso de prisiones, insistiendo en que en la actualidad no se está negociando sobre esta cuestión en concreto. "Se abordarán todos los traspasos, pero prisiones no es inmediato", señaló en una entrevista con El Correo y El Diario Vasco, donde se le preguntó si se sentía desautorizado tras las quejas del lehendakari, Iñigo Urkullu, y la intervención del pasado viernes en el Consejo de Ministros de la Portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Marlaska había señalado el jueves de visita oficial al País Vasco que las prisiones no estaban "actualmente" en la agenda e invitó a las partes a centrarse en otras materias para evitar "frustraciones". Urkullu respondió que esto no fue lo que había acordado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya que su intención es que se traspasen una treintena de competencias, entre ellas prisiones y la Seguridad Social, las dos materias consideradas más complejas.