La ministra de Defensa se siente respaldada y animada en el Gobierno: "Estoy disfrutando"

La ministra de Defensa Margarita Robles
EUROPA PRESS
Actualizado 18/09/2018 18:46:22 CET

Da por "cerrado" el caso de la frustrada paralización de la entrega de 400 bombas a Arabia Saudí

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La ministra de Defensa, Margarita Robles, no se siente desautorizada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con quien mantiene una "magnífica relación". A pesar de que el Ejecutivo rectificó el anuncio de Robles sobre la suspensión de una entrega de bombas láser a Arabia Saudí, la ministra ha asegurado este martes a la prensa que se siente respaldada por Sánchez y animada dentro del Ejecutivo.

En conversación con los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, Robles ha afirmado que cree firmemente en el proyecto del Gobierno de Sánchez y niega haber estado "escondida" como consecuencia de la polémica generada con el anuncio frustrado sobre la suspensión de la entrega de esas bombas, que amenazó con poner en riesgo el contrato de Navantia para la construcción de cinco corbetas para la Armada saudí.

Si el lunes faltó al acto de reivindicación de los 100 primeros días del Gobierno fue porque tenía otro compromiso fijado con anterioridad con el Consejo Superior del Ejército del Aire, al que no podía faltar ni cambiar de día sólo para asistir con el resto del Ejecutivo a La Casa de América, ha explicado.

"Yo me incorporé a este proyecto hace dos años y medio. Venía del campo de la judicatura y me incorporé porque quise y porque creo que es el mejor proyecto para luchar contra las desigualdades y por la justicia en España. Y sigo creyendo profundamente en este proyecto que va a trabajar por que haya menos desigualdades sociales", ha explicado a los medios de comunicación para negar que esté resentida con el Ejecutivo.

El domingo pasado, en una entrevista con 'La Sexta', Sánchez reconoció que la ministra no vio el impacto que podría tener para el conjunto de las relaciones económicas entre España y Arabia Saudí la decisión de paralizar la entrega de 400 bombas de guiado láser por el temor de que pudieran usarse en la guerra de Yemen.

Ante el riesgo de que los saudíes interpretaran este movimiento como una intención por parte de España de revisar toda su relación bilateral, el presidente decidió intervenir para rectificar a la ministra y priorizar el mantenimiento del contrato de Navantia que garantizará carga de trabajo a los astilleros de Cádiz durante varios años.

Robles da por "cerrado" este asunto de las bombas y afirma que se siente "animada y contenta". "Eso es lo importante. En lo demás no puedo entrar. Hacemos un equipo fuerte y aunque a algunos no les guste vamos a seguir trabajando", ha remarcado.

"Me siento absolutamente respaldada por el presidente del Gobierno, por el proyecto que define la actuación del Gobierno y creo que hay que seguir trabajando", ha insistido antes de subrayar que su departamento sigue trabajando "por la paz en el mundo", liderando en la UE el ranking de países con más misiones internacionales de paz desplegadas.

ESPAÑA TRABAJA POR LA PAZ

Por este motivo, ha manifestado su orgullo por estar al frente del Ministerio de Defensa español y de "dirigir unas Fuerzas Armadas que trabajan cada día por la paz y de compartir el proyecto de Pedro Sánchez y de este Gobierno".

Robles ha pedido a la oposición, y en particular al PP, un poco de sentido de Estado en la política de Defensa porque ella, ha señalado, no criticó al Gobierno anterior en esta materia cuando había muchos motivos para hacerlo.

En conversación informal, la ministra ha recordado por ejemplo que este Gobierno tuvo que desembolsar 1.800 millones de euros adicionales para garantizar la supervivencia del proyecto del nuevo submarino S-80, que da trabajo a los astilleros de Navantia en Cartagena, y que, según denuncia la ministra, llevaba tres años paralizado.

Contador