Publicado 17/02/2022 13:58

Las misiones de España en el Sahel, en el aire tras la decisión de Francia de retirada de Mali

Archivo - Militares españoles en la misión EUTM Malí
Archivo - Militares españoles en la misión EUTM Malí - MINISTERIO DE DEFENSA - Archivo

España cuenta con cerca de 600 efectivos desplegados entre Mali y Senegal

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las misiones militares en las que España participa en la zona del Sahel se encuentran en el aire tras la decisión de Francia y sus aliados de retirar sus tropas de las operaciones contra el terrorismo en las que participan en Mali, tras una serie de choques con la junta militar maliense.

España es la principal contribuyente a la misión de la Unión Europea EUTM Mali, con más de 500 efectivos desplegados en el país en una misión de entrenamiento y adiestramiento a las fuerzas de seguridad locales.

Pero además, las Fuerzas Armadas cuentan con un destacamento de unos 70 efectivos desplegado en Senegal para dar apoyo aéreo a las diversas misiones de lucha contra el terrorismo en el Sahel, especialmente a la operación 'Barkhane' liderada por Francia y que ahora iniciará su retirada.

Desde el Gobierno han evitado hasta ahora entrar a valorar el impacto que la salida de las tropas francesas y del resto de integrantes de 'Takuba' puedan tener para EUTM Malí, aunque se han mostrado partidarios de que en la medida de lo posible se mantenga la misión europea.

Para ello, las autoridades españolas reconocen que es necesario evaluar las condiciones actuales en Malí y que haya garantías para que pueda seguir operando con seguridad; en línea con la misión de evaluación enviada al país por el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, que ha apuntado este jueves que "en los próximos días" se decidirá el futuro de su misión de adiestramiento.

EVITAR UN NUEVO AFGANISTÁN

Asimismo, desde el Ejecutivo español advierten del riesgo que supone abandonar Malí sin una alternativa, ya que el espacio dejado lo pueden ocupar otros, como Rusia o China, pero también los grupos yihadistas que operan en este país y en los vecinos Burkina Faso y Níger y que están extendiendo sus actividades hacia el sur, con la vista puesta en los países del golfo de Guinea.

El escenario que se quiere evitar, como ya dijo la ministra de Defensa, Margarita Robles, es un nuevo Afganistán. Además, como sostiene el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, muchos de los motivos que llevaron a desplegar EUTM en 2013 siguen estando vigentes, en particular la inestabilidad y la presencia de los grupos yihadistas.

"No me parece nada extravagante ni nada extraordinario que los europeos tengamos una reflexión sobre cuál es la situación en estos momentos sabiendo que lo deseable es que podamos mantener esta misión", dijo el martes Albares junto a su homóloga alemana, Annalena Baerbock, cuyo país es el segundo con más efectivos, unos 350.

Más información