Monago acusa a Sánchez de hacer "el caldo gordo" al independentismo

Actualizado 27/07/2014 18:05:52 CET
Entrevista a Monago
Foto: EUROPA PRESS

Cree que "la salida" es "la salida de Mas", que sabe que está de retirada, y si convoca la consulta tiene que actuar "la Justicia" /"Esto no es un choque de trenes. En todo caso es un tren con un carricoche, porque es la Constitución la que se pone por delante"/Dice que el nacionalismo es como el niño consentido al que se le ha permitido bastante "con mucho complejo de todos" /"De Pedro Sánchez no he visto nada todavía: no puedo afirmar ni tan siquiera si tiene sentido de Estado"

   MÉRIDA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente extremeño, Jose Antonio Monago, ha advertido al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de que pedir una reforma federal de la Constitución es "hacerle de nuevo el caldo gordo a los independentistas" para que estén "callados cuatro años y cuando pase ese tiempo otra vez al ataque". "Y yo creo que, esta vez, ni eso", ha dicho en una entrevista concedida a Europa Press.

   Monago ha cuestionado el federalismo que ha abrazado el PSOE --"nos hemos vuelto ye-yés", ha ironizado-- y ha avisado a Sánchez de que le va a pasar lo mismo que al presidente catalán, Artur Mas, que "se vuelve tan ye-yé que le quitan la cartera", en alusión a la pérdida de apoyo electoral que ha sufrido CiU en favor del independentista ERC.

   En su opinión, ante la consulta independentista catalana que Mas quiere celebrar el 9 de noviembre "se tiene que hacer lo que se tiene que hacer, que es que actúe la Justicia". "Yo si mañana anexiono Extremadura con Portugal, me llama el Ministerio Fiscal para deducir testimonio y en segundo lugar el juez de guardia. Estoy convencido de que me hubieran llamado", ha manifestado, precisando acto seguido que él no está planteando hacer eso en el caso catalán.

   No obstante, tampoco ha querido pronunciarse sobre si la solución sería suspender la autonomía --"Pregúnteselo a sus señorías", ha respondido-- y sólo ha dicho que, si la Generalitat no acepta el fallo del Tribunal Constitucional contra la consulta, "ante la duda" hay que aplicar "el derecho".

   En todo caso, está convencido de que el "freno al independentismo" es el PP, porque "no tiene el vértigo del PSOE, que ahora es federal", y ha destacado la labor "muy importante" de sus compañeros en la Comunidad Valenciana o Baleares.

¿TENER UNA ARMADA CATALANA ES SER FEDERAL?

   Para el presidente extremeño, el PSOE "no puede caer en la tentación del independentismo" pidiendo una reforma federal, y ha recordado que "España es ya más federal que nadie en Europa". Así, se ha preguntado si un Estado federal es tener "una Armada catalana" o "chutarle la manguera de los fondos para que se callen cuatro días algunos".

   Monago ha dejado claro que él no es, a priori, partidario de modificar la Constitución. Para él, la Carta Magna es "un espacio de convivencia", no se puede "estar modificando porque a uno no le convenza".

   Así, le ha pedido a Sánchez que explique "para qué" quiere esa reforma, y ha subrayado que, hasta el momento, apenas se sabe nada de lo que quiere el nuevo líder socialista y cree que éste está sólo "con el rollito". "Lo único que sabemos que es que lleva una mochila y una camisa", ha ironizado, lo mismo que "del otro" --su contrincante Eduardo Madina-- se sabía "que tenía un botón de color oscuro, el último botón de la camisa".

   Tirando de símil taurino, ha destacado que Sánchez está "en el burladero, con el traje nuevo", y aún no se le ha visto "ni un mal ni un buen pase", porque aunque uno "el paseíllo lo puede hacer bien, con eso no triunfa". "Es que no puedo afirmar ni tan siquiera si tiene sentido de Estado, aunque me gustaría pensar que sí, sería bueno para España y para todo", ha avisado.

   A su juicio, la "salida" al problema de Cataluña es en realidad "la salida de Mas", dado que includo "él sabe que está en retirada". Y se ha negado a interpretar la situación como "un choque de trenes": "Es un tren, en todo caso, con un carricoche, porque es la Constitución la que se pone por delante, no son dos Constituciones".

MAS HA CREADO EL PROBLEMA Y DEBE RESOLVERLO

   Preguntado si teme que el rechazo a la consulta se conteste con protestas en la calle, ha replicado que "el que tiene un problema es Artur Mas, que lo ha creado y tiene ocasión de resolverlo". "Quien se amotina con su actuación es Artur Mas, los demás estamos cumpliendo", ha remachado.

   Eso sí, cree que al nacionalismo "se le ha permitido bastante", como a un "niño consentido" y "con mucho complejo de parte de todos". Como ejemplos de esto ha citado la "inmersión lingüística y los programas educativos donde se borró todo lo que tuviera que ver con el reto de España" y sobre todo la cesión de impuestos a las comunidades autónomas.

   "Cada vez se iban cediendo más porque lo pedía Cataluña, para ver si se callan, a ver si les basta, pero no les bastaba porque su hoja de ruta era otra", ha lamentado Monago. No obstante, cree que el Gobierno de España ya se ha dado cuenta de esta situación "y por eso pone por delante la Constitución, que no se puede abrir para dar satisfacción a una pequeña parte del territorio".

LOS CATALANES SON SABIOS, NO SUS GOBERNANTES

   Monago cree lo que tiene que pasar es que se imponga "el sentido común, el seny catalán", porque está convencido de que "el pueblo catalán es muy sabio, no los dirigentes que los gobiernan, que han demostrado lo contrario".

   Es más, cree que la clase empresarial catalana es "muy respetuosa, sabia" y tiene que "echar sus cuentas y no les van a salir con la derrota a la que les ha llevado un presidente autonómico sin rumbo y sin horizonte que por su propio interés se hizo más nacionalista que los nacionalistas".

   Según su análisis, el resultado es que el independentismo le ha "comido su base de apoyo social" a CiU y "ha radicalizado a una parte de la sociedad catalana". Monago ha destacado que hay encuestas en las que los empresarios catalanes dicen que "este negocio no sale".

"DESPISTADOS HAY EN TODAS PARTES"

   Y sobre los inmigrantes de otras partes de España --incluida Extremadura-- que han abrazado el independentismo catalán, y hasta el "España nos roba", ha replicado que "despistados hay en todas partes", pero no cree que piensen así los que pasan el verano en Extremadura, que tienen allí "sus orígenes y están sus familiares enterrados", que "saben que de aquí no se roba allí".

   "Yo no he encontrado familias extremeñas que digan que España nos roba, pero puede pasar como en todos lados, que uno se va a Cataluña y quiere ser más catalán que el catalán, llamándose García", ha dicho.

   Monago admite que puede haber "síndrome de Estocolmo" por parte de quienes llevan allí 50 años. "También hay catalanes que vinieron aquí por negocios y sus hijos se sienten extremeños hasta la médula, aunque no con esa intensidad", ha admitido. No obstante, no cree que ningún extremeño afincado en Cataluña que tenga raíces en Extremadura hable nunca mal del resto de España.

Para leer más