Montilla dice que la relación con Zapatero "seguirá siendo fluida si se cumple el Estatut" y le pide "lealtad recíproca"

Actualizado 02/09/2007 14:00:28 CET

BARCELONA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, afirma que la relación con el Gobierno "seguirá siendo fluida sólo si se da el cumplimiento del Estatut", ya que "la defensa de los intereses de Cataluña, el desarrollo del Estatut, su cumplimiento y la lealtad recíproca son fundamentales" para él.

En una entrevista a 'La Vanguardia' recogida por Europa Press, Montilla explica que la relación con el Gobierno socialista "se tiene que basar en la defensa firme de los intereses de Cataluña", y señaló que, en estos momentos, existe un nivel de colaboración "mejorable, pero satisfactorio".

En cuanto al déficit de infraestructuras en Cataluña, el presidente de la Generalitat, recordó que los problemas "no se han generado en dos días y no se solucionarán en otros dos", y admitió parte de responsabilidad del Govern "por no priorizar inversiones en ferrocarril o en aeropuertos".

En cuanto a los proyectos, Montilla afirmó que es "mentira" que el Govern sólo esté ejecutando los que CiU había planificado, y señaló que "el mérito no es de quien detecta las necesidades a medio y largo plazo, sino de quien hace los proyectos, pone el dinero, adjudica las obras y las ejecuta".

"Esto es lo que se está haciendo ahora", dijo, y añadió que "no hemos hecho anuncios de cara a la galería, sino que hemos aprobado un plan de infraestructuras que incluye las viarias, ferroviarias, portuarias o energéticas que el país necesita para las próximas décadas".

"TRASPASOS A CUALQUIER PRECIO, NO".

En cuanto a la actuación en Cataluña de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, Montilla considera que "lo que hace es ejecutar los proyectos que han recogido los presupuestos generales, con más o menos celeridad, con más o menos fortuna". "Si nosotros hemos reclamado y previsto en el Estatut que se traspase cercanías es porque creemos que desde Cataluña lo podemos hacer mejor", apuntó.

En este sentido, el presidente de la Generalitat explicó que no aceptará un traspaso "en unas condiciones o con una dotación presupuestaria deficiente". Según dijo, "no lo aceptaremos si no tenemos garantías de que estaremos en condiciones de dar después un buen servicio a los ciudadanos". "Del pasado hemos de aprender; traspasos a cualquier precio, no", concluyó.

SANCIÓN A LAS ELÉCTRICAS.

En referencia a la comparecencia en el Parlament del presidente de Fecsa Endesa, Manuel Pizarro, y del presidente de Red Eléctrica de España, Luis Atienza, por el apagón que sufrió Barcelona el pasado 23 de julio, Montilla afirmó que "han tratado de disculpar la actuación de sus empresas, ensalzar lo que han hecho y endosarse la responsabilidad el uno al otro".

Sobre la necesidad de aumentar tarifas si se deseaba un mejor servicio alegada por Pizarro, el presidente señaló que "es una pésima excusa", ya que Endesa "ha tenido sustanciales beneficios para retribuir a sus accionistas e incrementar el sueldo de sus directivos" y, "por tanto, también tenía y tiene beneficios para hacer las inversiones pertinentes".

Montilla explicó que, tras el apagón, lo que procede es aplicar la ley, que prevé un expediente informativo del que se podría derivar uno sancionador. En este caso, según Montilla, el Govern lo hará "con el suficiente rigor como para que después los tribunales no cuestionen la sanción si está probada".

TERMINAL SUR Y VIVIENDA.

El presidente del Ejecutivo catalán, por otra parte, espera que los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) contemplen las cláusulas del Estatut para mejorar la inversión en infraestructuras. Señaló que "las leyes están para cumplirlas y la disposición adicional tercera del Estatut el ley orgánica", y añadió que "el Gobierno central ha de cumplir y la Generalitat exigir su cumplimiento, y así lo vamos a hacer".

En cuanto a la concesión de la terminal Sur del aeropuerto de El Prat de Barcelona, que estará operativa el primer semestre de 2009, el presidente de la Generalitat señaló que el Govern y Aena están evaluando las diferentes ofertas de las líneas aéreas y se mostró convencido de que el otorgamiento que hará el titular del aeropuerto "estará en línea con la valoración que haga el Govern".

Sobre la vivienda, se remitió al acuerdo nacional en esta materia, que podría quedar cerrado en septiembre. Montilla aseguró que el Govern ha hecho "los deberes", aunque "puede que alguien no quiera el acuerdo". Sin embargo, según dijo, "vamos a tirar adelante las iniciativas, al margen de que alguien se descuelgue", ya que "la sociedad, especialmente los jóvenes, lo demandarán".

RELACIÓN "CORRECTA" CON CiU.

Respecto a la celebración del Onze de Setembre, Montilla señaló que, "mientras haya cotas de autogobierno por conseguir tendrá cierto carácter reivindicativo". "Estoy hablando del Gobierno de Cataluña y de las formaciones que le dan apoyo, cada formación por separado tendrá sus objetivos", apuntó.

El presidente de la Generalitat calificó su relación con CiU de "correcta". Afirmó que "en los grandes temas de país es deseable ir juntos", aunque "es un partido que no ha acabado de asimilar que está en la oposición, viene de una cultura de identificación entre la institución de la presidencia de la Generalitat y el principal partido del país, cosa que ahora no se da ni queremos que se dé".

En cuanto a la sociedad catalana, Montilla cree que "es consciente de que tiene problemas derivados de una crisis de crecimiento, pero a la vez es consciente de sus recursos y posibilidades", aunque pueda haber "personas interesadas en crear desánimo, en cultivar la imagen del 'català emprenyat'".