La negociación PSOE-ERC se atascó al abordar el "instrumento" que se utilizará para buscar la solución política

Actualizado 11/12/2019 19:23:34 CET
Los equipos negociadores del PSOE y ERC durante su reunión en Barcelona.
Los equipos negociadores del PSOE y ERC durante su reunión en Barcelona. - David Zorrakino - Europa Press

BARCELONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La negociación entre el PSOE y ERC para lograr la investidura de Pedro Sánchez se atascó en la mañana de ayer al abordar los equipos negociadores el "instrumento" que se utilizará para buscar la solución política a la situación en Cataluña, según han explicado a Europa Press fuentes conocedoras de las conversaciones.

Ambos partidos emitieron un comunicado conjunto tras el encuentro, que se celebró en Barcelona y duró unas dos horas y media, en el que anunciaban "avances en la definición de instrumentos para encauzar el conflicto sobre el futuro de Cataluña".

Sin embargo, las fuentes consultadas explican que la negociación encalló en el momento en el que se abordó el instrumento donde aterrizar el diálogo para buscar la solución política. Los socialistas consideran que éste debe ser en la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, que está recogida en el Estatut.

Pero para los republicanos, en ese espacio no tienen cabida sus demandas y consideran que es un formato "demasiado encorsetado" e impide la maniobrabilidad que consideran que necesita la negociación.

Por este motivo, piden una mesa al margen de esa comisión bilateral planteada por el PSOE, que es de la que debería emanar la solución política, según su posición.

Las partes acordaron volverse a ver en un nuevo encuentro, tras la reunión de ayer que fue la tercera, pero no fijaron una fecha concreta como sí habían hecho en las dos reuniones anteriores celebradas en el Congreso de los Diputados.

Las partes, entre las que también está el PSC, señalaron en el comunicado, que están dispuestas a abordar el conflicto sobre el futuro de Cataluña "desde el respeto y el reconocimiento institucional mutuo".

Esta expresión que hace referencia al "conflicto sobre el futuro de Cataluña" es exactamente la que se utilizó en la Declaración de Pedralbes del 20 de diciembre de 2018 con la que concluyó el encuentro entre los presidentes del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Generalitat, Quim Torra, y que dio pie a explorar la creación de una mesa de partidos coordinada por un relator, que acabó fracasando coincidiendo con la negativa de ERC a apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

En el escueto comunicado conjunto de este martes, PSOE, PSC y ERC aseguraron haber hablado de "la recuperación de derechos sociales, civiles y laborales, donde se destacan coincidencias notables", y señalaron que el encuentro había transcurrido en un clima de normalidad.

Esta misma mañana, el presidente del Grupo Parlamentario de ERC en la Cámara catalana, Sergi Sabrià, ha dejado claro al PSOE que ellos no tienen prisas, al tiempo que presumía de haber logrado que el PSOE reconozca el "conflicto político" en Cataluña. Ahora su objetivo es lograr la "bilateralidad" en la negociación según ha anunciado.

Para leer más