Actualizado 11/03/2009 16:29 CET

Ofrenda floral en Atocha en memoria de las víctimas del 11-M

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presidieron hoy la ofrenda floral en el monumento a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004 en la estación de Atocha con la que el Ayuntamiento honró la memoria de quienes sufrieron esta tragedia.

Junto a ellos se encontraban también la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre; el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez; los presidentes de Renfe y Adif, José Salgueiro y Antonio González Marín, respectivamente; todos los delegados del Gobierno local y el resto de la Corporación municipal, encabezada por sus portavoces, Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU).

Unos minutos antes de mediodía, Gallardón y Álvarez, junto a los portavoces municipales, colocaron una corona de laurel adornada con una cinta de la bandera española en el centro del monumento, justo bajo el cilindro transparente donde figuran las frases que cientos de ciudadanos anónimos dejaron como recuerdo los días siguientes a la tragedia.

Tras guardar cinco minutos de silencio, la comitiva, formada por casi un centenar de personas, se dispersó, ante la curiosa mirada de varias decenas de ciudadanos que, desde fuera de la sala, presenciaron respetuosamente la ceremonia.

La teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Ana Botella, expresó en declaraciones a los medios que "éste es el día más triste en la historia reciente de España". "Hoy es un día para estar con el recuerdo de las víctimas y (para tener) la esperanza de que no se vuelva a producir nunca más esto", añadió.