Publicado 01/09/2020 13:07:10 +02:00CET

La pandemia centra el discurso de Feijóo, que avanza test masivos de saliva y una nueva ley gallega de salud

El candidato del PPdeG a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la sesión de investidura de la XI Legislatura
El candidato del PPdeG a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la sesión de investidura de la XI Legislatura - EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La pandemia del coronavirus ha centrado el discurso de investidura con el que el 'popular' Alberto Núñez Feijóo ha pedido el apoyo del Parlamento para ser ratificado presidente de la Xunta por cuarta vez y en el que se ha marcado retos como el impulso de una reforma de la ley gallega de salud o que Galicia sea "pionera" con la "consolidación" este mismo mes de un nuevo sistema de test masivos de saliva.

Ante los diputados de la Cámara --solo justificó su ausencia la parlamentaria del PP Sandra Vázquez, que ha sido madre recientemente--, Feijóo ha reivindicado que Galicia actuó con anticipación en la pandemia y que la Comunidad fue "pionera", por ejemplo, en el uso de la técnica 'pooling', que actualmente analiza de forma conjunta hasta 20 muestras y tendrá capacidad para llegar a 60.

"Y nos proponemos serlo con un nuevo sistema de test masivos a partir de muestras de saliva que se está planificando en Vigo y que esperamos consolidar a lo largo de septiembre", ha proclamado.

Según ha explicado, este sistema permite que cada persona, desde su casa, recoja su propia muestra, la registre a través de una 'app' y la remita para que sea evaluada en robots con capacidad para analizar 100.000 pruebas al mes.

El candidato a la investidura ha subrayado en el Pazo do Hórreo que constituirá "un salto cualitivativo" para hacer "grandes evaluaciones", en las que "lógicamente" se priorizarán en las áreas sanitarias y también "en grandes centros de trabajo o afluencia".

RASTREADORES DEL EJÉRCITO Y ESTRUCTURA "REFORZADA"

En su intervención, Feijóo ha puesto el foco en el Gobierno central, para exigir que se ponga al frente de la "respuesta" de España frente a la crisis, pero también ha esgrimido en Galicia "seguirá ejerciendo sus competencias" apoyados por el comité clínico que asesora a su Ejecutivo desde en los tres ámbitos de actuación que ve "claves": detección, atención y adaptación.

En este sentido, aunque ya había trascendido que la Xunta se había interesado en la oferta de los rastreadores del Ejército que anunció el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, el candidato popular ha anunciado que completará el equipo de rastreo de la Administración autonómica con "futuras incorporaciones" como las que el Ministerio de Defensa "puso a disposición y que Galicia ya solicitó".

En este contexto, a las puertas de que designe a su nuevo Ejecutivo una vez que sea investido presidente y tome posesión de su cargo, ha anticipado su intención de "reforzar" la estructura el departamento de Saúde Pública de Sanidade, que ve preciso "dimensionar y ajustar" a la pandemia que vive Galicia.

"Test, test y más test. Es el camino señalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no nos vamos a desviar de él", ha garantizado, antes de recordar medidas ya implantadas como el 'COVID-auto' o los cribados, y avanzar el nuevo sistema de test masivos e saliva.

"TOMAREMOS LAS MEDIDAS QUE SEAN NECESARIAS"

Más allá de los test, Feijóo ha defendido que, a partir de un determinado momento será "inevitable" aplicar restricciones como las que ya están en vigor en este momento en zonas e A Coruña y Lugo. Al respecto, ha defendido que su Ejecutivo no dudará en tomar las decisiones que "sean necesarias". Eso sí, siendo conscientes de que "nadie es infalible".

En este escenario, ha enviado un mensaje de "tranquilidad" a los gallegos y ha reivindicado el sistema sanitario autonómico, al tiempo que ha reiterado que, como presidente, "la sanidad" continúa siendo su "principal vocación y compromiso". Entre otros datos, para evidenciar la capacidad asistencial, ha subrayado que "hay reservas para aumentar las UCI y que, a día de hoy, solo está ocupada el 3,62% de la capacidad disponible con pacientes COVID".

Pero también ha tenido palabras para los pacientes que sufren otras patologías, consciente de que la gestión de la pandemia "influye en el día a día" de hospitales y ambulatorios, y ha proclamado que, en el escenario de la pandemia, completar la renovación integral del Sergas "será absoluta prioridad de esta legislatura".

"Cumpliremos la palabra dada y esta legislatura será la de la finalización de un nuevo Servizo Galego de Saúde: el 100% de los gallegos tendrán a su lado una infraestructura sanitaria pública nueva o renovada y con tecnología actualizada", ha insistido.

OTROS RETOS SANITARIOS DEL MANDATO

Feijóo ha avanzado otros retos para su cuarto mandato, como la inclusión de nuevas patologías en el decreto que garantiza tiempos máximos de espera o que la hospitalización a domicilio llegará "al 100% de los gallegos los 365 días del año".

Tras un mandato marcado por la polémica del paritorio de Verín (Ourense), el presidente se ha comprometido a "fortalecer" la cartera de servicios e los hospitales comarcales. Igualmente, ha anunciado que se iniciará la Cirugía Robótica y que, en esta legislatura, se va a desarrollar "el mayor Plan de Saúde Mental de la historia" de Galicia.

"Crearemos nuevas unidades, por ejemplo en el ámbito de la atención infantil y juvenil, y el Servizo Galego de Saúde ya tiene prevista la contratación de 240 profesionales para poder prestar una mejor atención a las personas con problemas de salud mental", ha sentenciado.

LEGISLACIÓN SANITARIA FRENTE A "ESTADITOS DE ALARMA"

Además, Feijóo ha remarcado que la legislación sanitaria es "una materia pendiente" y, como ya había anunciado, ha ratificado, frente a "estaditos de alarma" con criterios "distintos" en cada Comunidad, que esta semana la Xunta enviará al Gobierno central --ha precisado que a Pedro Sánchez-- una propuesta de ley orgánica de salud.

También se la remitirá a todos los grupos en las Cortes, consciente de que debería tramitarse "de forma ágil" porque el tiempo en esta crisis "es determinante".

Igualmente, en este periodo inicial de la legislatura prevé remitir al Parlamento gallego una reforma de la ley de salud de Galicia. En ella ve prioritaria facilitar "mayor eficacia cuando hay medidas urgentes velando en todo momento por la proporcionalidad", concretar "al máximo" esas medidas, recoger el papel de las nuevas tecnologías, aclarar las competencias de las administraciones local y autonómica, y actualizar la materia sancionadora.

Además, ha insistido en que los profesionales sanitarios merecen "más estabilidad", por lo que ha reiterado que la Xunta seguirá insistiendo al Gobierno central en que "es urgente" eliminar la tasa de reposición.

APELACIÓN A LA RESPONSABILIDAD Y REVISIÓN DE LOS PROTOCOLOS

Feijóo ha advertido que la revisión de protocolos será "constante" en este escenario y ha admitido que el mes de agosto fue "demoledor". En este momento, ha precisado que en España vuelven a diagnosticarse de media 6.752 casos diarios y en Galicia, aunque los indicadores siguen por debajo de la media estatal, 266.

Así, al margen de las actuaciones de las administraciones, ha puesto el foco en el comportamiento individual: ha pedido responsabilidad y ser "implacables" con los comportamientos que no se correspondan con este principio. Solo con esta implicación ciudadana, sin "relajarse" y con el "cuidado" mutuo se podrá evitar "un segundo confinamiento generalizado", ha advertido.

"Lo único que nos queda después de la prevención son las restricciones, con todo lo que supone. Y por eso, tenemos que seguir insistiendo: si nos relajamos y nos confiamos, retrocedemos y nos confinamos", ha proclamado, antes de dirigirse expresamente "a los jóvenes y a los no tan jóvenes".

"A todas esas personas que, por su edad o condición física, que se sienten invencibles frente al coronavirus. Están equivocados", ha zanjado.

Contador