Publicado 17/02/2021 19:21CET

Los partidos independentistas catalanes 'plantarán' al rey en el acto del Congreso por el aniversario del 23-F

Archivo - ERC, Junts, PDeCAT y la CUP no piensan acudir al acto del Congreso con el Rey en el 40 aniversario del 23F
Archivo - ERC, Junts, PDeCAT y la CUP no piensan acudir al acto del Congreso con el Rey en el 40 aniversario del 23F - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana (ERC), Junts, el PDeCAT y la CUP no piensan acudir el próximo martes al acto que organizará el Congreso de los Diputados por el 40 aniversario del fracaso del intento golpista del 23 de febrero de 1981, al que la Cámara ha invitado al Rey Felipe VI.

La Mesa del Congreso acordó por unanimidad la convocatoria de esta ceremonia para conmemorar esta efeméride. Según explicó la presidenta, la socialista Meritxell Batet, se trata de subrayar la "fortaleza" de las instituciones y de la Constitución de 1978.

El acto tendrá lugar el martes por la mañana en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso y, además de Felipe VI, está prevista la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de otros miembros Ejecutivo, así como representantes del Congreso, del Senado y de otros poderes del Estado.

Pero los partidos independentistas catalanes ya han avanzado a Europa Press que no asistirán, como suelen hacer en los actos en los que participa el Rey o que conmemoran los aniversarios de la Constitución

EL PNV Y COMPROMÍS LO ESTAN VALORANDO

Al 'plante' podría sumarse también Bildu, mientras que tanto el PNV como Compromís aseguran estar valorando si acuden o no, y antes quieren conocer el programa del mismo.

Quienes han confirmado públicamente su asistencia, además del PSOE, el PP, Vox y Ciudadanos, es Unidas Podemos, que apoyó la celebración de este aniversario en la Mesa del Congreso.

No obstante, este miércoles el secretario primero del Congreso y diputado de Unidas Podemos, Gerardo Pisarello, ha recalcado en rueda de prensa que su formación no quiere que esta ceremonia sirva para intentar "blanquear" a Juan Carlos I frente a "los graves casos de corrupción" de los que le acusa, y espera que el actual Jefe del Estado, Felipe VI, aproveche la ceremonia para condenar "de manera clara" el franquismo y a quienes hoy reivindican "de manera expresa" el golpismo, no sólo el de 1981.