El PDeCAT saluda que Sánchez recupere la tesis de que el delito de rebelión sólo es achacable a militares

El portavoz de PDECat, Carles Campuzano
EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2018 11:35:03CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha celebrado este jueves que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya resucitado la tesis que defendía el PP en 1994 de que el delito de rebelión debe implicar obligatoriamente el ejercicio de la violencia por parte de militares o civiles armados, algo que, ha recalcado, no se ha dado en Cataluña.

Sánchez mencionó este miércoles en el Pleno del Congreso que en 1994, cuando se debatía en el Congreso la reforma del Código Penal, el 'popular' Federico Trillo planteó una enmienda para concretar que el delito de rebelión sólo lo podían cometer militares o civiles armados que siguieran órdenes de militares. Esa enmienda no prosperó.

En declaraciones en el Congreso, Campuzano ha señalado que la tesis del PP recuperada por Sánchez supone "una nueva razón" para justificar que la Fiscalía General del Estado se replantee su escrito de acusaciones contra los políticos encausados por el 'procés'.

Además, ha remarcado que tanto el exdiputado socialista Diego López Garrido, que participó en la redacción de Código Penal de 1995, como otros muchos juristas y hasta la justicia de distintos países europeos comparten que para que haya rebelión tiene que haber violencia.

Por todo ello, ha dado la "bienvenida" a la reflexión traída a colación por Sánchez en el Pleno. "Dijo lo que hace tiempo que nosotros estamos diciendo, que no hay delito de rebelión", ha insistido Campuzano.

REBELIÓN NO, OTROS DELITOS IGUAL SÍ

"Todo el mundo sabe que no tiene ningún sentido fundamentar acusaciones basadas en ese delito; no hubo violencia armada, no hubo militares, tanques en las calles, pistolas ni civiles armados, al contrario, hubo cientos de miles de personas que fueron a votar y se manifestaron en las calles", ha relatado.

También ha recordado que en aquellos días de septiembre y octubre de 2017 hubo decisiones del Gobierno y el Parlamento catalán, algunas de las cuales, ha admitido, "quizá puede ser objeto de reproche penal". "Pero lo que seguro que no hubo fue violencia y rebelión", ha concluido.