Actualizado 21/07/2015 17:02 CET

Pedro Sánchez avisa a Mas de que no permitirá "ningún desafío a la legalidad" tras el 27S

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el 'padre' de la Constitución Miquel Roca.
EUROPA PRESS

Si es presidente invitará al "nacionalismo moderado" a participar en la gobernanza de España

BARCELONA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha avisado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y a sus compañero de la lista soberanista 'Junts pel sí' ('Juntos por el sí') de que el PSOE no permitirá "ningún desafío a la legalidad" tras las elecciones del 27 de septiembre.

En un almuerzo-coloquio de Barcelona Tribuna, organizado por 'La Vanguardia', AED y la Societat Econòmica Barcelonesa Amics del País, ha evitado concretar si es partidario de aplicar el artículo 155 de la Constitución con el objetivo de suspender la autonomía catalana.

"No vamos a permitir ningún desafío a la legalidad. No los vamos a hacer desde la confrontación. La tensión se la dejo para Mas y Rajoy", ha sentenciado Sánchez, que ha lamentado que ambos presidentes no se hayan visto con más asiduidad para afrontar la situación política de Cataluña con el resto de España.

Sánchez ha considerado que lo lógico sería que el presidente catalán hubiera agotado el mandato, y ha confiado que el 27S gane un "gobierno del cambio" liderado por candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Miquel Iceta, presente en el acto.

El líder del PSOE ha afeado al presidente Mas que en un acto reciente situara a un mismo nivel a todos los partidos que se oponen a la independencia de Cataluña: "Es un error de diagnóstico. Yo nada tengo que ver con el señor Rajoy ni Iceta tiene nada que ver con la líder del PP catalán".

Sánchez, que es candidato a la presidencia del Gobierno central, ha dicho que Mas quiere hacer caer en una "trampa" a los catalanes cuando presenta esta disyuntiva, y se ha mostrado convencido de que una mayoría de la sociedad catalana no apuesta por la secesión.

El socialista ha expuesto que su relación con Mas es correcta, pero ha destacado que la discrepancia es de fondo porque en nada comparte la "deriva independentista en la que se ha metido el presidente de la Generalitat".

RELACIONES CON EL PNV

Ha contrapuesto la deriva de Mas con el "nacionalismo moderado" que, a su juicio, representan partidos como el PNV, y ha defendido los pactos que han firmado los socialistas y los nacionalistas vascos en algunas instituciones vascas como en la diputación de Guipúzcoa.

"Es bueno que el nacionalismo moderado participe en la gobernanza de España. Si tengo la oportunidad de liderar el país pediré a los nacionalismos moderados que se incorporen a la gobernanza de España", ha asegurado el dirigente socialista.

Preguntado por la gran bandera española que presidió el acto que le encumbró como presidenciable del PSOE, ha asegurado la puesta en escena fue "responsabilidad" suya, y ha afirmado que como presidente aspira a una Cataluña dentro de España con sus singularidades reconocidas.

Ha asegurado que, en una reunión con Rajoy, éste le aseguró que su intención era la de adelantar las elecciones generales, aunque finalmente como se ha visto ha reconsiderado esta opción y ha optado por concluir el mandato: "El cambio político llegará en España a partir de noviembre".

ASISTENTES

Aparte de Iceta, al acto han asistido el expresidente de la Generalitat, José Montilla; el exlíder del PSC, Pere Navarro; la secretaria de Organización del partido, Assumpta Escarp; la exdiputada Laia Bonet; y el líder socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collnoni.

Entre los miembros de otros partidos, ha destacado la presencia de la exvicepresidenta de la Generalitat Joana Ortega (UDC); el coordinador general de CDC, Josep Rull; el diputado de CDC en el Congreso Carles Campuzano, y el eurodiputado del mismo partido Ramon Tremosa.

Para leer más