PNV y Amaiur ven a Bildu legitimado para gobernar en Pamplona

Actualizado 02/06/2015 13:10:25 CET
Aitor Esteban
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PNV y Amaiur han defendido este martes que EH-Bildu, con cinco concejales, está legitimada para hacerse con la Alcaldía de Pamplona si logra un pacto que le garantice los votos necesarios para ello. "Es democracia pura", ha comentado el diputado de la coalición abertzale Rafael Larreina.

En declaraciones en el Congreso, portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha recordado que con Juan José Ibarretxe como candidato a la Lehendakaritza y habiendo sacado éste una "gran ventaja en votos y escaños" sobre el PSE-EE, al final gobernaron los socialistas porque el PP les apoyó.

A su juicio, la misma legitimidad que ese gobierno tendría ahora un equipo municipal en Pamplona liderado por Bildu que, según ha recalcado es "un actor político más". "¿No es un partido legalizado o es que hay que ponerle más trabas que a los demás?", se ha preguntado.

De su lado, Larreina se ha mostrado convencido de que el candidato de Bildu, Joseba Asirón, será el nuevo alcalde de la capital navarra y ha recalcado que si es así es "porque hay una mayoría de votantes de Pamplona que piensa que es mejor alcalde que el de UPN".

"Eso es pura democracia, la ley dice claramente que el que alcanza la mayoría absoluta puede ser alcalde y hay que respetar la voluntad mayoritaria de la sociedad de Pamplona, que ha dicho que quiere un cambio, que está harta de los gobiernos que han gobernado de espaldas a más del 60% de lo pamploneses y navarros, y que quiere que se empiece a gobernar para todos", ha añadido.

UN GOBIERNO "TRANQUILO" CON BARKOS EN NAVARRA

Por otra parte, el portavoz del PNV ha querido dejar claro que las decisiones que adopte Geroa Bai (de la que forma parte su partido) respecto a apoyar a Bildu en Pamplona para que la coalición respalde a Uxue Barkos para hacerse con la Presidencia de la comunidad foral, se van a adoptar "desde Pamplona" y no desde "Vitoria o Bilbao".

En opinión de Esteban, el "verdadero problema" es la "política de tierra quemada" que ha hecho UPN durante sus años de gobierno, siempre "buscando el enfrentamiento" y fomentando "la negación de los sentimientos de parte de la población navarra". Ahora, le ocurre, según su análisis, como al PP, que no tiene socios para intentar gobernar como consecuencia de su sectarismo.

Esteban ha dicho estar convencido de que si hay un nuevo Ejecutivo con Barkos al frente no habrá una "política sectaria" sino "un buen gobierno y tranquilidad". En este punto, ha aprovechado para incidir en que no "van a entrar" durante la nueva legislatura a debatir asuntos como la anexión de Navarra al País Vasco, pese a las cosas que, ha dicho, se están publicando en este sentido para "exaltar a parte de la opinión pública".

Para leer más